Compartir

ABANCA transformó su oficina principal en O Porriño, situada en calle Ramón González, para adaptarla al nuevo modelo comercial del banco y convertirla en una de las sucursales de referencia de la entidad en la provincia de Pontevedra.

El local de la calle Ramón González, de más de 400 metros cuadrados, fue reformado íntegramente para implantar el nuevo modelo de oficina que ABANCA está incorporando en su red comercial. La oficina cuenta con más de 10.000 clientes entre particulares y empresas.

Especialización

Con este nuevo diseño, la entidad pretende mejorar la calidad de servicio al cliente a través de una atención más eficiente, ágil, personalizada y especializada. La organización de la oficina posibilita un cambio cualitativo en la especialización de la oferta de la entidad, en su apuesta por una atención más personalizada y por dar respuestas adaptadas la cada segmento de clientes. La nueva oficina cuenta con un equipo de 15 profesionales, entre los que figuran gestores especializados en negocios, gestores de banca personal y gestores previsión y planificación social.

La sucursal tiene ahora espacios más abiertos, modernos y transparentes, con un fuerte componente tecnológico y de imagen. Carece de despachos, y los espacios se adaptan en función del servicio que se preste al cliente.

El nuevo diseño contempla siete mesas de atención personalizada al cliente y dos salas de reuniones, que otorgan una mayor privacidad. Por último, la oficina cuenta con cuatro puestos de atención transaccional para la operativa en efectivo y las tareas más administrativas. El equipo de la oficina dispone de tabletas Microsoft Surface, que permiten una total movilidad para dar una mejor respuesta a las demandas de los clientes.

Gracias a esta reforma, se incrementa la dotación de cajeros automáticos de la oficina. Las nuevas instalaciones albergan en la entrada un ‘Pool de autoservicio 24 horas’ con cajeros de última generación que, además de retiradas, permitirán realizar ingresos en firme, pagos de recibos en efectivo y otras operativas con monedas.

El nuevo modelo de oficina implantado también permite ganar en agilidad a la hora de realizar las operaciones más habituales, así como en oferta de servicio a disposición de los clientes. Las instalaciones, dotadas con una red WIFI gratuita, cuentan con un gestor de bienvenida, un dispositivo que acoge e informa al cliente para que, si lo desea, pueda seleccionar la operación y profesional por lo que desea ser atendido, al tiempo que racionaliza los tiempos de espera.

Liderazgo consolidado

Con esta nueva actuación, ABANCA potencia su posición de liderazgo en O Porriño, con tres oficinas -dos para particulares y negocios y otra especializada en empresas-, y también en el área metropolitano de Vigo, zona en la que presta servicio con cerca de una veintena de oficinas.

ABANCA cuenta con la mayor red de oficinas y gestores en Galicia, con una oferta que cubre a más del 98% de la población. En 94 municipios de la comunidad, ABANCA es el único banco con servicios financieros. En la provincia de Pontevedra, la cobertura de la entidad financiera llega al 99,8% de la población.