Compartir

La vendimia de este año en Galicia destacará por su alta calidad, con una previsión de recoger aproximadamente 61 millones de kilos de uva en el conjunto de las cinco denominaciones de origen de nuestra comunidad. Así lo destacó hoy la conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez, en su visita a la bodega As Laxas, situada en el ayuntamiento pontevedrés de Arbo, dentro de la DO Rías Baixas y a la que se desplazó con motivo de estos trabajos.

La titular do Medio Rural indicó que el volumen de uva que está previsto recoger es casi idéntico al del año pasado, cuando se vendimiaron 61,4 millones de kilos. Como en anteriores recogidas, la mayor parte del fruto corresponde a la denominación de origen Rías Baixas, con casi el 60% del total. En esta DO la vendimia se inició el pasado día 8 de septiembre y está previsto que finalice a mediados de octubre, con la recogida de aproximadamente 36 millones de kilos. Rías Baixas es la denominación de mayor dimensión de las gallegas, con más de 5.000 viticultores, una superficie de cultivo que supera ligeramente las 4.000 hectáreas y más de 180 bodegas.

Las previsiones en esta denominación de origen indican, además, que la vendimia será de las mejores de la historia en cuanto a calidad, a pesar de que puede disminuir en cantidad alrededor de un 7% respecto a la pasada campaña, según los primeros cálculos estimativos que maneja su consejo regulador.

Por volumen de uva a recoger, la siguiente denominación es la del Ribeiro. En ella está previsto vendimiar unos 10 millones de kilos, frente los 9,6 millones de la anterior campaña. A continuación estaría la DO Ribeira Sacra, con una previsión de 6 millones de kilos (en el 2017 se recogieron 5,5 millones). Luego vendría Valdeorras, con 5 millones de kilos (4,2 el pasado año) y por último Monterrei, con una previsión de 4 millones de kilos, frente los 2,8 recogidos en la vendimia anterior.

As Laxas

La bodega visitada hoy por la conselleira, bodegas As Laxas, fue fundada en 1976. Actualmente produce alrededor de 700.000 litros de vino al año (cerca de 930.000 botellas) y elabora vinos blancos albariño monovarietal, Condado de Tea, mezcla de variedades admitidas y espumosos a partir de vino base albariño. Recientemente viene de sacar al mercado una nueva línea de producción bajo el nombre de ‘Viñas singulares’, que incorpora una selección de uva de tres parcelas singulares con tres vinificaciones específicas.

Esta bodega viene de recibir una ayuda de la Consellería do Medio Rural en la línea de apoyo a inversiones en transformación y comercialización de productos agrarios, por importe de algo más de 255.000 euros, destinada a reducir costes, aumentar el valor añadido de su producción y mejorar la calidad y la competitividad de la empresa. Con estos fondos amplió la bodega, compró terrenos y adquirió maquinaria. A esta aportación hay que sumar otras dos por importe total de casi 11.000 euros recibidas en los dos últimos años dentro del apartado de promoción en mercados de terceros países.