Compartir

El director de Agua de Galicia, Roberto Rodríguez Martínez, reiteró una vez más que el departamento que dirige mantiene la previsión de licitar las obras de mejor de la actual Edar de Praceres este mismo año. Así lo confirmó a los participantes en la reunión de la Mesa de seguimiento de los avances en el saneamiento de la ría de Pontevedra, a los que aclaró que es necesario disponer de la concesión que regularice los terrenos de la EDAR existente y Costa autorice las obras.

Tal y como explicó el director de Aguas, cuando se finalicen las dos fases, la ría contará con una nueva infraestructura, moderna y adaptada a los altos requisitos exigidos para los vertidos en zonas sensibles, que duplicará en tamaño a la actual EDAR y tendrá capacidad para satisfacer la demanda de la población calculada para los próximos 25 años.

Rodríguez Martínez recordó que durante las obras, en todo momento se mantendrá activo el servicio de depuración que irá mejorando según se vayan completando las distintas fases de la obra. En una primera fase se ejecutarán las actuaciones de modificación y mejora de las actuales instalaciones previniéndose a su término una mejora importante de la calidad del agua depurada de la EDAR.

En una segunda fase, se ejecutarán el resto de instalaciones previsiblemente nos terrenos colindantes a la actual EDAR, lo que permitirán completar los distintos tratamientos y el aumento de la capacidad de la planta. Augas de Galicia ya está trabajando en el proyecto de esta segunda fase, cuyas obras deben contar también con la preceptiva ampliación de la concesión de espaldas para la ocupación de los nuevos terrenos anexos necesarios.

Al mismo tiempo, el director de Augas de Galicia informó de la situación y de los trámites relacionados con el nuevo emisario submarino. Avanzó que ya se ha preparado el anteproyecto de obra que tendrá una longitud de 3,6 km y una capacidad para evacuar hasta 2 m3/s de aguas depuradas.

Según las previsiones que maneja Augas de Galicia, el presupuesto de licitación asciende a los 10,2 millón de euros. Indicó que en la actualidad, también se están realizando estudios geológicos para contemplar la posibilidad de introducir nuevas consideraciones trasladadas por las cofradías de mariscadores, respeto a los métodos de ejecución de los distintos tramos de trazado previstos en el anteproyecto.