Compartir

La nueva convocatoria de ayudas para planes de reestructuración y reconversión de la viña en Galicia nace del consenso del sector a través de los cinco consejos reguladores, con un presupuesto total de 1,4 millones de euros para este año 2018.

La orden de la Consellería do Medio Rural se publicará la próxima semana en el Diario Oficial de Galicia, tal y como destacó esta mañana en Pontevedra la titular de este departamento, Ángeles Vázquez, en el marco de la presentación de los datos de exportación de vino de la denominación de origen Rías Baixas a lo largo del año 2017.

La conselleira explicó que estas ayudas tienen una gran importancia para el sector, que quiere llevar a cabo reajustes estructurales en sus explotaciones, con el objetivo de disminuir los costes de producción en aquellos viñedos donde predomina el minifundio, mejorar las técnicas de gestión de las viñas y adaptar las explotaciones al mercado a través de mejoras varietales.

Ángeles Vázquez incidió en la necesidad de ajustar las producciones a la demanda actual del mercado para tener un mayor nivel de beneficios, hecho que la denominación de origen Rías Baixas lleva demostrado en los últimos años.

En este sentido, la conselleira felicitó al consejo regulador por las magníficas cifras alcanzadas el pasado ejercicio, en el que produjeron casi 25 millones de litros de vino cualificado con un valor económico estimado que superó los 124 millones de euros.

Unos datos, añadió, que sitúan a este sello de calidad como el «verdadero buque insignia del sector gallego, tanto en lo que alcanza al volumen de producción como a sus cifras exportadoras». Así, mismo, la titular de Medio Rural destacó que, en el ámbito nacional, Rías Baixas ocupa el segundo lugar por volumen de comercialización de vinos blancos, sólo superada por la DO Rueda.

Precisamente la vocación exportadora de Rías Baixas concuerda con las líneas estratégicas impulsadas por la Xunta para todo el sector agraolimentario, matizó la conselleira, quien señaló que el impulso a la comercialización es clave en este campo, porque además de producir bien y con calidad es preciso saber colocar los productos gallegos en unos mercados cada vez más exigentes.

Promoción en terceros países

La Consellería do Medio Rural tiene una línea de ayudas para el apoyo a la promoción y exportación de los vinos en mercados de terceros países (fuera de la Unión Europea). En la pasada convocatoria, el presupuesto fue de 835.000 euros y los beneficiarios 22, entre bodegas, asociaciones, cooperativas y consejos reguladores. De ellos, Ángeles Vázquez destacó que tres de cada cuatro pertenecen, precisamente, a la DO Rías Baixas, lo que da idea del vigor exportador de esta denominación.