Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, participó este lunes en la clausura del taller común de empleo que se llevó a cabo en los últimos meses en los ayuntamientos de Moraña y Valga y en el que se formaron 20 desempleados. En el acto, el delegado estuvo acompañado de los alcaldes de ambos municipios, Luisa Piñeiro y José María Bello Maneiro, así como por el jefe territorial de Economía, Emprego e Industria, Ignacio Rial.

El Obradoiro ‘Ulla-Umia’ ofreció formación sobre Operaciones Auxiliares de Revestimientos en Construcción y Fábricas de Albañilería, así como sobre Trabajos en Carpintería y Mueble y Aplicaciones de Barnices y Lacas durante 9 meses, a lo que el Gobierno gallego destinó cerca de 280.000 euros. A los 20 alumnos, diez por especialidad, hay que sumar el contrato de una directora, una tutora, dos docentes y una administrativa.

La puesta en marcha el Obradoiro está enmarcada dentro de la Agenda 20 para el Empleo, la planificación del Gobierno gallego en materia laboral para impulsar el empleo estable y de calidad y con la que se pretende en 2020 reducir la tasa de paro hasta el 10% con la creación de por lo menos 80.000 nuevos empleos y la creación o conversión de 50.000 contratos en indefinidos.

El taller ‘Ulla-Umia’ estuvo destinado a formar a los alumnos de manera que también pudieron llevar a cabo obra práctica, rehabilitando elementos etnográficos de ambos municipios como lavaderos y fuentes (el de Cartamil, o el de Castriño, el de Santa Justa, el de Castro, el de Cortiñas, el de Bouza Pilón y el de Bouza Parque), mejorando edificios municipales como el edificio administrativo de Valga y fabricando mobiliario urbano.

El delegado territorial recordó la importancia de iniciativas de formación como las que hoy se clausuran para que «los más jóvenes y las personas con mayores problemas de reinserción laboral encuentren un empleo. Estos talleres permiten que los participantes reciban un certificado de profesionalidad con validez en todo el Estado».

La Xunta puso en marcha en los últimos meses 83 talleres, 23 de ellos en la provincia de Pontevedra por un importe de 5,5 millones de euros a través de los que 425 beneficiarios recibieron formación y un contrato de trabajo.

Se trata de una iniciativa, enmarcada en la Agenda 20 para el Empleo, que el Gobierno gallego lleva a cabo en colaboración con los ayuntamientos y que, por lo tanto, fomenta la cooperación institucional. Se desarrollaron así 59 talleres generales y 24 específicos para menores de 30 años a través del Sistema de Garantía Xuvenil para seguir impulsando el empleo entre la juventud, un colectivo prioritario para la Administración autonómica. En total, en la provincia de Pontevedra se llevaron a cabo 16 talleres generales y 7 específicos.

La Xunta destaca la importancia de seguir poniendo en marcha iniciativas que sirvan para dinamizar la economía en el rural a través de programas como son los talleres de empleo o el Galicia Rural Emprende. En total, en toda Galicia se pusieron en marcha a través de la convocatoria 2017/2018 un total de 83 talleres de empleo (59 generales y 24 específicos para la juventud) a los que la Administración autonómica destinó 20 millones de euros para beneficiar la 1600 gallegos y gallegas sin empleo.