Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó esta mañana el ayuntamiento de Silleda, para comprobar las obras de mejora de la eficiencia energética y de los accesos al polígono Área 33 que se ejecutaron gracias a dos ayudas de la Consellería que permiten mejorar la competitividad de los parques empresariales de Galicia.

En la visita, Cores Tourís estuvo acompañado por los concejales, Pilar Peón y Benito Saavedra, así como por el jefe territorial de Economía, Emprego e Industria en Pontevedra, Ignacio Rial.

Este ayuntamiento, según apuntó el delegado territorial, resultó beneficiario de dos subvenciones a través de una orden de ayudas para la habilitación y mejora de infraestructuras de los parques empresariales, con una inversión global que rondó los 180.000 euros, de los cuales, el 80% fue aportado por la Xunta de Galicia, casi 144.000 euros.

El objeto de la primera actuación fue el relevo de luminarias y la inclusión de sistemas de ahorro en el alumbrado público del polígono, cambiándose 57 luminarias por LED e instalándose sistemas electrónicos de reducción de flujo lumínico para las horas de baja o nula actividad en el polígono. «De este modo, con esta actuación se estima que el ayuntamiento podrá tener un ahorro energético de 67.000 kWH al año», explicó Cores Tourís, quien añadió que el presupuesto de esta obra fue de 29.648 euros de los cuales 23.719 fueron aportadas por la administración autonómica.

En el caso del segundo proyecto, el objetivo de las obras, fue la mejora del acceso al polígono desde la carretera nacional 525 hasta el vial B de este área, ya que carecía de cunetas y el estado del firme era deficitario. De este modo, se procedió la formación de cunetas en la margen izquierda de la carretera y la reparación de la capa de rodaje y el pintado de las marcas viarias horizontales. «Con esta actuación, que tuvo un presupuesto de 150.000 euros de los que la Xunta aportó 120.000, se acondicionaron 1.400 metros de infraestructura viaria», añadió el delegado territorial.

«Con estas actuaciones, el Gobierno gallego volvió a reiterar su apuesta por los ayuntamientos como administración más próxima a los ciudadanos, impulsando una línea que permite mejorar su actividad industrial, generando puestos de trabajo y mejorando la competividad del tejido empresarial gallego», añadió el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra.

Esta orden de ayudas de la Consellería de Economía, Emprego e Industria facilitó la realización de 20 proyectos en ayuntamientos de la provincia de Pontevedra en 2017, por un montante total de 1,2 millones de euros.

El polígono empresarial de Silleda, Área 33, ya fue beneficiario, en los últimos cuatro años, de otras ayudas procedentes de la Consellería de Economía, que permitieron la construcción de una nave para almacenaje de residuos, la renovación de viales y aceras, la instalación de cámaras de vigilancia así como de placas solares fotovoltaicas que permiten el autoabastecemiento del alumbrado exterior. El presupuesto total de estas obras rondó los 600.000 euros.

Publicidad