Compartir

El jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, mantuvo una reunión esta mañana con el concejal del ramo de Cambados, Víctor Caamaño, y los directores de los colegios Magariños y San Tomé, para analizar las necesidades de ambos centros educativos.

En la reunión estuvieron también presentes los responsables de la Inspección Educativa y de la Unidad Técnica del departamento autonómico.

Durante lo encuentro se analizó la situación de las casas de los maestros del CEP Magariños. Según informó Pérez Ares, la Xunta se encargará del derribo de las mismas, cumpliendo así con la demanda formulada por el Consejo Escolar, y con el objetivo de que se pueda utilizar este espacio como ampliación del actual patio del centro. «La partida para la demolición de estas viviendas ya está aprobada y ahora se redactará el proyecto para que sea ejecutado a lo largo del presente año», explicó el jefe territorial.

Por otra parte, también se dio entrega, tanto al concejal cambadés como al director del CEIP San Tomé, del proyecto para la ejecución del comedor de este colegio que tendrá una capacidad de cerca de cien comensales y que supondrá, además de la construcción de este espacio, la puesta en marcha de otras mejoras del centro.

De este modo, según apuntó el responsable de Educación, el coste de la obra rondará los 118.000 euros, «inversión que tendrá que ser asumido al 50% por parte del ayuntamiento, tal y como estamos haciendo con todos los municipios que desean poner en marcha proyectos como este en sus colegios», añadió Pérez Ares.

El jefe territorial emplazó a una próxima reunión al concejal de Educación de Cambados y al director del centro, una vez que se analice la capacidad del ayuntamiento para incluir esta obra en los presupuestos municipales.

Pérez Ares recordó que la Consellería de Educación invirtió en la mejora de los centros educativos de Cambados más de 2,1 millones de euros en los últimos años, destacando obras como la reparación de la cubierta del San Tomé, la ampliación de la biblioteca del Antonio Magariños o la ampliación del IES Francisco Asorey.

Publicidad