Compartir

«É indecente que se vaian destinar máis de 1 millón e medio de euros a alumeado e ornamentos de nadal nun contexto no que millares de familias viguesas atravesan situacións de pobreza». Así valoró esta mañana el candidato del BNG a las próximas elecciones municipales, Xabier P. Iglesias, las informaciones publicadas en el día de hoy en las que se revelaba que a los 800 mil euros destinados a alumbrado de navidad se añadirán otros 760 mil euros más para la instalación de «figuras decorativas».

Pérez Iglesias cargó contra la «total falla de sentido da realidade» del actual Gobierno municipal, recordando que en la ciudad de Vigo según datos oficiales hay 65 mil personas en riesgo de pobreza. «Con máis de 22 mil persoas no desemprego na nosa cidade resulta intolerábel que o Concello de Vigo dedique máis recursos a ornamentos que a políticas de emprego».

En este sentido, el candidato nacionalista denunció que mientras el Plan Municipal de Empleo (PME), que recordó fue puesto en marcha hace varios años a iniciativa del BNG, tiene una partida de 1 millón 200 mil euros, el Gobierno municipal va a dedicar más de 1,5 millones a ‘adornos’, un 25% más. Gastos a los que además hay que añadir el coste de la factura eléctrica «que pagaremos todos os vigueses e todas as viguesas, non Abel Caballero», en una ciudad en la que hay muchos hogares en situación de pobreza energética.

El BNG de Vigo ya había demandado en el debate de los presupuestos municipales, a través de una enmienda, que se había aumentado hasta los 3 millones de euros la partida del PME, propuesta que fue rechazada por la mayoría absoluta del PSOE. «Hai un ano o PSOE negouse a incrementar os recursos destinados ao principal problema social da cidade, que é o desemprego e precariedade, pero non ten reparos nin vergoña en dilapidar recursos públicos en frivolidades», cargó Pérez Iglesias.

El candidato del BNG a las próximas elecciones municipales, Xabier Pérez Iglesias. Foto | BNG

La ciudad son las personas

Desde el frente nacionalista entienden que esta cuestión vuelve a poner de relieve la ausencia de una verdadera «política de cidade». «Hai quen se envolve todos os días na bandeira de Vigo, pero Vigo non poden ser apenas catro letras para ocultar o total desgoberno que padecemos no Concello. Vigo é o seu pobo, as veciñas e veciños, as persoas que vivimos e traballamos na cidade, e a prioridade deben ser as necesidades reais da xente», exigió Pérez Iglesias.