Compartir

Un grupo vecinos y vecinas del barrio de Teis se volvió a concentrar esta mañana como protesta ante el cierre al tráfico por parte del ayuntamiento de Vigo de los pasos elevados de la Xorxa y la Trapa, que atraviesan la AP-9. El candidato del BNG a la alcaldía de Vigo, Xabier P. Iglesias, -en la imagen- y el responsable local de la formación nacionalista, Serafín Otero, participaron de esta convocatoria, impulsada por la Asociación Vecinal de Teis, para escuchar de primera mano la problemática a la que se enfrenta al vecindario a diario con el corte de estas pasarelas de acceso al barrio.

El vecindario se queja de que la construcción de la AP-9 ya supuso ‘tronzar’ el barrio y que ahora el cierre de los pasos elevados supondrá incomunicarlos y aislarlos, provocando que tengan que dar grandes rodeos para acceder a las viviendas.

Pérez Iglesias le trasladó a las vecinas y vecinos su apoyo en la reivindicación de que el Ayuntamiento mantenga estos pasos que llevan funcionando más de 35 años y que «co seu peche o único que farían e sumir á veciñanza nunha absoluta incomunicación», dijo.

El candidato lamenta que el alcalde muestre tan poca sensibilidad y calificó de «intolerábeis» las declaraciones vertidas por el concejal de Seguridad, Carlos López Font en las que acusaba veladamente al vecindario de no importarle su propia seguridad:

«É una valoración política inasumíbel e indecente que demostra a falta de respeito que ten o actual goberno polos veciños e veciñas desta cidade», añadió. «Acaso está o concelleiro afirmando que nos últimos 35 anos o Concello de Vigo non garantía a seguridade destas pasarelas?», inquirió Iglesias.

El candidato del BNG a la alcaldía de Vigo, Xabier P. Iglesias

Soluciones

El candidato nacionalista coincide en que se debe asegurar «sempre e por acima de todo a seguridade» además critica que el Gobierno municipal se haya limitado a «sumir en automático unha decisión do ministerio de Fomento en lugar de buscar solucións».

«Temos que lamentar que a única resposta que se dá por parte do goberno local é puramente burocrática. Fomento e Demarcación de Estradas determinan agora, despois de máis tres décadas funcionando, que estes pasos non son aptos para tránsito de vehículos e o Concello asume este cambio sen máis deixando ós veciños e ás veciñas nunha total situación de desamparo», declaró Iglesias.

En ese sentido, demandó que de manera urgente el Gobierno local reciba al vecindario afectado y de que de inmediato abra una interlocución directa con Fomento para buscar soluciones. «Se o actual deseño e estado das pasarelas non permite, segundo o ministerio, o tránsito de vehículos, haberá que adecualas e reformalas para permitir o paso de coches».

Publicidad