Compartir

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, destacó la unión de la tradición y las nuevas tendencias que se juntan en el trabajo del taller artesano Pino Encuadernaciones. La empresa, que desarrolla su actividad en Vigo, es una de las participantes en el nuevo programa para la incorporación de aprendices a los talleres artesanales gallegos impulsado por la Consellería de Economía, Empleo e Industria.

Un total de 48 jóvenes de diferentes disciplinas de formación profesional, Diseño Industrial y Bellas Artes están completando su formación gracias a esta iniciativa, que adapta la formación dual a las características propias del sector, posibilitando la transmisión de las técnicas artesanales al tiempo que se ofrece a los aprendices formación teórica y práctica.

Pino Encuadernaciones, que participa en esta primera edición del programa con un aprendiz, es un taller de encuadernación artística y artesanal en el que se reivindica el valor artístico del oficio. Su titular, Pablo Otero Pino, comenzó a encuadernar durante su época universitaria materiales de estudio en su área y, después, en otras facultades. En la actualidad se dedica tanto a hacer encuadernaciones clásicas y sencillas como cuidados diseños artísticos de diferentes estilos, que se adaptan también a los contenidos de los propios libros y a las sensaciones que transmiten.

En el año 2011, Pablo Otero Pino consiguió el tercer Premio Nacional de Encuadernación Artística, otorgado por el Ministerio de Cultura en reconocimiento a la encuadernación de Paraíso inhabitado (2008), escrito por la Premio Cervantes Ana María Matute. Además, resultó finalista de estos mismos premios en numerosas ocasiones.

La Artesanía de Galicia es un sector en auge en el que trabajan más de 5.000 personas y que cada día incorpora nuevo talento que contribuye a potenciar el valor del hecho a mano, mezclando el saber hacer de los oficios tradicionales gallegos con una creciente apuesta por el diseño, la creatividad y la calidad de las piezas.

La Xunta, dentro de su estrategia de impulso a la Artesanía de Galicia, concedió este año más de 800.000 euros en ayudas al sector artesanal, centradas, además de en el relevo generacional, en impulsar la mejora de la comercialización, la visualización y la presencia en los mercados. Además, se desarrollan cursos formativos dirigidos a la especialización y al perfeccionamiento de las técnicas de los artesanos gallegos.

Publicidad