Compartir

La portavoz popular, Elena Muñoz, que estuvo acompaña de varios concejales, exaltó esta mañana que ha sido un mandato marcado por 5 malas noticias provocadas o agravadas por este ejecutivo de Abel Caballero: «la caída del PXOM, la quiebra del Auditorio, los graves problemas de potabilidad del agua destapados por la sequía, el terrible incendio que, no fue a más porque los vigueses se echaron a la calle, y la muerte del Marco»

Elena Muñoz, considera que este es «el gobierno que peor gestiona de la historia» y lamenta que los vigueses paguen más impuestos que nunca, con el IBI más alto de las 20 principales ciudades de España; el IAE más caro de Galicia; o la tasa de la basura más elevada

Calificó a Vigo como la «capital gallega de la pobreza» ante el abandono de los más desfavorecidos y critica el aislamiento de la ciudad fruto de la política de la confrontación de Caballero

En su comparecencia señaló que la «hemeroteca pesa como una losa» en un gobierno que prometió la renovación de Balaídos en 2017, el vuelo a París hace 3 años o un Vigo Vertical que se resume en unas escaleras y un ascensor. Destacó que la oposición tiene «menos libertad de expresión que nunca» y lamenta la conversión de los actos municipales en «actos dedicados al gobierno municipal»

Vigo necesita al Partido Popular

«Están aislando Vigo. Pero Vigo es mucho más que este gobierno. La mayoría absoluta les ha quedado muy grande y lo que queremos es transmitir que hay otra forma de hacer política teniendo un proyecto de ciudad», ha destacado Elena Muñoz, que ha considerado que «el gran apoyo que los vigueses le dieron a Abel Caballero se ha tornado en gran decepción», motivo por el que «cada día engaña a menos vigueses».

Frente a esto, ha indicado la portavoz popular, «vamos a demostrar que hay otra forma de hacer política», y ha vaticinado un año muy largo. «Hay una mayoría silenciosa cada vez más grande que discrepa de la gestión de Caballero, y busca una alternativa. Vigo necesita al Partido Popular, y vamos a seguir trabajando con ilusión y con ganas tras haber recuperado el pulso de la calle», ha concluido.