Compartir

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy, tras conocer el informe sobre el balance de la vendimia de este año, que las cinco denominaciones de origen recogieron más de 64 millones de kilos de uva de muy buena calidad en general del que: el 83,5% corresponde a variedades blancas (más de 53 millones de kilos) y el 16,5% la variedades tintas (más de 10 millones de kilos). Unas cifras que sitúan la vendimia de 2018 como la segunda más abundante de la historia, solo por detrás de la vendimia de 2011; y se coloca un 9,7 % por encima del promedio del decenio 2009-2018.

Por denominaciones de origen, Feijóo explicó que Rías Baixas fue la que más uva recogió (el 60 %), seguida por O Ribeiro (14 %), Ribeira Sacra (casi el 10 %), Valdeorras (7 %) y Monterrei (casi el 9%). Después de subrayar que la producción de uva fue superior en un 4,3 %, con respecto al año anterior, pasándose de 61 millones de kilos a 64 millones, el presidente de la Xunta precisó que Rías Baixas sigue liderando, desde hace algo más de una década, el baremo de producción.

Y, en lo que respecta a las variedades, aquellas de cultivo tradicional, potencialmente productoras de vino de calidad, siguen ocupando un peso fundamental en el conjunto de la vendimia: la albariña representa un 71 % de la uva blanca total; la treixadura y la godello suponen, respectivamente, más de un 10 % de la uva blanca total; y la mencía comprende casi el 80% de la uva tinta total.

Tras la D.O. de las Rías Baixas se encuentra la de O Ribeiro, la segunda en cuanto a volumen cosechado (casi 9 millones de kilos de uva). Y la tercera denominación que más uva recogió es la de Ribeira Sacra, con más de 6 millones de kilos de uva; una cantidad que supone casi un 12% más que el año pasado y un 9,5% por encima del promedio del período 2009-2018.

Vídeo: Nuñez Feijóo, expone los datos de la vendimia 2018

La D.O. Valdeorras también aumentó su producción este año, al recoger más de 4 millones de kilos de uva. Y la D.O. Monterrei, que recogió más de 5 millones de kilos de uva, experimentó el mayor incremento –casi un 94 % con respecto al año anterior- y, de hecho, esta cosecha representa un 173 % de la media de las cosechas de los últimos diez años. En total, en la vendimia de este año, participaron un total de 447 bodegas y más de 10.300 viticultores.

Feijóo concluyó recordando que las cinco denominaciones de origen comercializaron en la última campaña más de un 7 % de vino cualificado que en la anterior. Y, en la campaña 2016-2017, comercializaron en el mercado exterior casi 78.000 hectolitros, un 18,2% de la producción total comercializada, lo quesupone un valor económico de casi 40 millones de euros.

Publicidad