Compartir

Los responsables del Servicio de Incendios de la Jefatura Territorial de medio Rural de la Delegación de la Xunta en Pontevedra destacaron esta mañana, ante casi un centenar de agentes y técnicos del operativo de extinción, la importancia de su formación continua con el fin de procurar un Servicio de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales «cada vez más profesional y dinámico».

El jefe territorial de Medio Rural en Pontevedra, Antonio Crespo, inauguró hoy la Jornada técnica sobre grandes fuegos que se celebra en la Delegación Territorial y en la que participan casi un centenar de agentes y técnicos del operativo de prevención y extinción de incendios.

«El objetivo de esta jornada es aprender de nuestra propia experiencia y detectar aciertos y errores a diferentes niveles de coordinación experimentados durante la extinción de grandes incendios, en los que se precisa de un ataque ampliado que con frecuencia integra a diferentes organizaciones implicadas en la seguridad ciudadano», señaló Crespo

Esta es una de las acciones formativas programadas por Medio Rural para este colectivo, que se distribuyen a lo largo de las cuatro provincias y los diecinueve distritos en los que se estructura el territorio forestal gallego.

Permitirá la ejecución de un documento de conclusiones con medidas correctoras que puedan contribuir a una mejor eficacia en la extinción de los grandes fuegos, que se hará llegar a todo el personal implicado en la lucha contra los incendios forestales.

En el caso concreto de la provincia de Pontevedra, la jornada se centró en aspectos como los cambios de uso forestal a agrícola, los aprovechamientos en el monte y en el análisis y estudio de dos recientes casos de grandes fuegos forestales (que afectaron más de 500 hectáreas), como fueron los acaecidos el pasado 16 de octubre en As Neves, en Ponteareas-Padróns o en Nigrán, entre otros.

Además, los responsables del Servicio de Incendios quisieron también destacar y agradecer la implicación y profesionalidad de los técnicos y agentes en la aplicación de la normativa sobre aspectos como el cumplimiento de las distancias de las plantaciones y las fajas de gestión de la biomasa, algo fundamental en el campo de la prevención de incendios nos montes.