Compartir

La concejala popular, Teresa Egerigue, ha mantenido un encuentro con la presidenta de la agrupación amigos del Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO), Mónica Lago Tomé, y otros representantes de la Agrupación, que le han traslado su preocupación por el «desmantelamiento del Museo y del tejido cultural vigués».

En este sentido, Teresa Egerique ha lamentado que, mediante «métodos poco apropiados», el alcalde haya modificado los estatutos del MARCO para nombrar ‘a dedo’ a un director, y ha criticado la absoluta ausencia de planificación que está sufriendo un museo que se había convertido, por derecho propio, en referente nacional e internacional del arte contemporáneo.

«Nos hemos reunido con los Amigos del MARCO para constatar la preocupación que existe, en una parte importante de la sociedad viguesa, ante la actual deriva. Hay mucha gente que apoya el MARCO como centro de referencia del arte contemporáneo y que asiste, perpleja, a un desmantelamiento silencioso pero muy visible», ha destacado la edil popular, quien ha agradecido a la asociación su «trabajo altruista y desinteresado» durante todos estos años a favor del arte contemporáneo de Vigo.

En este contexto, Teresa Egerique ha solicitado al gobierno municipal que ponga fin al «desmantelamiento del tejido cultural vigués», y ha recordado que el MARCO es «un símbolo insustituible, un referente y un centro en el que se representan exposiciones y se realizan debates sobre el arte contemporáneo».