Compartir

La Conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, avanzó hoy que la senda que se está ejecutando desde Gondomar hasta A Ramallosa, en Nigrán, estará finalizada antes de que acabe el año, con una inversión total superior a los 2,3 millones de euros.

Vázquez Mourelle, junto con el delegado territorial de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, supervisó esta mañana a inicio de las obras de este itinerario peatonal y ciclista en la PO-340, que según explicó, incidirá positivamente en la movilidad y en la seguridad viaria de los vecinos de Gondomar y de Nigrán, ya que les permitirá realizar sus recorridos habituales de una manera más cómoda y segura.

Destacó la importancia de esta actuación, por ser una vía que atraviesa varios núcleos de población y concentrar en sus márgenes una intensa actividad comercial y de servicios, pero también equipaciones sanitarias y escolares. Una de las carreteras más importantes en la comunicación de los núcleos de Gondomar y A Ramallosa, que tiene una alta intensidad de tráfico, de más de 14.000 vehículos al día.

Ethel Vázquez explicó que los trabajos que se están llevando permitirán la construcción de un itinerario peatonal y ciclista a lo largo de casi 3,6 km de esta carretera, para favorecer los desplazamientos cotidianas de todos los vecinos y vecinas de estos dos núcleos poblacionales.

Concretamente, dijo, la senda se construirá por el margen izquierdo de la carretera, en el punto en el que actualmente finalizan las aceras de Gondomar, y finaliza ya en el ayuntamiento de Nigrán, cerca de la rotonda de la Ramallosa, contando con un ancho de casi 3 metros.

La titular de Infraestructuras de la Xunta, recordó que las obras incorporarán mejoras en tres intersecciones para posibilitar los cambios de sentido y calmar el tránsito de vehículos, pero también para permitir que los peones crucen la carretera de una manera mucho más seguro en puntos concretos de la carretera.

De este modo, concretó que se mejorará el acceso al entorno del instituto, con un carril central para facilitar el giro a la izquierda y un paso de cebra con refugio central, atendiendo así a la solicitud que hizo el centro educativo. También se actuará en el cruce con la carretera de la Diputación, muy cerca al centro de salud del Val Miñor, y, por último, se mejorará uno cruce con otra carretera provincial y se habilitarán zonas de aparcamiento.

Estas actuaciones se enmarcan en el Plan de Sendas de Galicia que, en la comarca de Vigo recoge la construcción de 11 nuevas sendas con un presupuesto de 4,3 millones de euros. Un plan que en esta comarca, segundo recordó la conselleira, ya está avanzando, con 4 sendas finalizadas y otras 4 en ejecución. Estas obras serán cofinanciadas por el Programa Operativo FEDER Galicia 2014-2020.

Supresión de TCAs

Ethel Vázquez detalló también que con los trabajados de construcción de esta senda, la consellería eliminará dos trechos de concentración de accidentes identificados en esta carretera, dentro de la Estrategia de Eliminación de TCAs.

Concretó que su departamento también va a intervenir en el refuerzo en la seguridad viaria en el Val Miñor, suprimiendo otros 4 trechos de concentración de accidentes existentes en la PO-331 y en la PO-552, a su paso por Gondomar y Nigrán.

Vázquez Mourelle explicó que los proyectos correspondientes ya salieron la información pública, analizando ahora las aportaciones recibidas, con el objetivo de licitar las mismas en este año 2018. Estas actuaciones forman parte de la iniciativa de la Xunta de tener eliminados en 2020 todos los TCAS en las carreteras autonómicas.