Compartir

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio acaba de proponer al Ayuntamiento de Mos ampliar las zonas en las que se focalizó el estudio para determinar la posible presencia de lindano en este municipio. Así se lo trasladó hoy la directora xeral de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María Cruz Ferreira Costa, a la comisión de seguimiento de la posible contaminación por lindano del Ayuntamiento de Mos.

Durante la reunión, se dieron a conocer los resultados de las analíticas realizadas en las zonas del ayuntamiento identificadas en la planificación inicial (San Rafael, Cristo de Belén y Sanguiñeda) y también en otros puntos (Camino de la Fábrica-Pereiras) que no estaban previstos inicialmente pero que se incorporaron a la investigación por acuerdo de la comisión celebrada en marzo.

A la vista de los análisis, puede concluirse que a pesar de que en la mayor parte de las muestras realizadas, tanto en agua como en tierra, no se detectó presencia de lindano, en alguna zona puntual sí se encontraron trazas de esta sustancia pero por debajo de los umbrales establecidos.

Así, María Cruz Ferreira precisó que estas trazas fueron localizadas, concretamente, en el vial que baja paralelo a las antiguas instalaciones de Zeltia y en la Rotonda de la Costilleta, puntos que seguirán siendo objeto de seguimiento y vigilancia por parte de la Consellería de Medio Ambiente, que también tiene prevista la ampliación de las zonas objeto de investigación con el fin ofrecer las máximas garantías desde un punto de vista ambiental.

En este sentido, Ferreira trasladó que, si bien no se ha constatado la existencia de ningún foco de contaminación importante, los indicios acumulados aconsejan ampliar la investigación en las zonas donde se evidenció la presencia de trazas de lindano. Tal y como se acordó durante la propia comisión, los nuevos puntos del ayuntamiento de Mos a investigar serán Fondo de Atín (Cela) y Pozo Negro (Petelos).

Por otra parte, María Cruz Ferreira volvió a trasladar la máxima colaboración de la Xunta con el Ayuntamiento de Mos a través de la comisión de seguimiento, constituida el pasado 7 de febrero y en la que participan varias asociaciones de vecinos, miembros de todos los grupos políticos de la corporación municipal, de la empresa que está realizando la toma de muestras y de la propia Consellería de Medio Ambiente.

Finalmente, en la comisión se acordó celebrar una nueva reunión el próximo mes de mayo, siguiendo con el calendario previsto de reuniones mensuales de seguimiento.