Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó esta mañana el polígono industrial Lalín 2000, en compañía del alcalde de la localidad, Rafael Cuíña, así como del jefe territorial de Industria, Ignacio Rial, con el objetivo de comprobar las obras ejecutadas en este parque para mejorar su competitividad.

Tal y como explicó Cores Tourís, estos trabajos, centrados en la mejora de los accesos a las naves y la reposición de aceras, se ejecutaron gracias a una ayuda aportada por la Consellería de Economía, Empleo e Industria, de la que también se beneficiaron otros 7 polígonos empresariales en la provincia. En total, desde este departamento autonómico se destinaron a ejecutar mejoras de seguridad, pavimentaciones, construcciones de puntos limpios, mejora de firmes y señalizaciones a través de un importe global de 254.000 euros.

Gracias a esta ayuda, de 57.800 euros, es decir, el 80% del total de la inversión (72.300 euros), el ayuntamiento de Lalín llevó a cabo la instalación de carteles de señalización, en la zona de acceso al polígono mediante un panel de señalización general y de señalización en cada calle, con indicación del nombre de la empresa. A mayores también se repararon aceras puntuales, con retirada del material en mal estado y reposición de las zonas afectadas. También reformó las rotondas, reestructurando la circulación, para mejorar los accesos a naves, así como se repuso el firme y se repintó la zona.

Tal y como explicó el delegado territorial, con esta actuación, se acondicionaron 238 metros de infraestructura viaria, «obtendo unha maior racionalización da sinalización, adecuándoa ao uso do polígono e mellorando a seguridade viaria para peóns e vehículos no interior do parque».

Además, José Manuel Cores Tourís quiso aprovechar la visita para recordar a los ayuntamientos del Deza que las ayudas destinadas a la habilitación y mejora de las infraestructuras de los parques empresariales se publicaron el pasado viernes 11 de enero, y finalizará el 11 de febrero. El Gobierno gallego destina a esta actuación más de 4 millones de euros con los que prevé apoyar 54 proyectos y generar 104 empleos. Se estima que la inversión movilizada supere los 5,2 millones.

La Xunta financia a través de esta actuación, hasta un máximo del 80% del coste global de los proyectos, los planes presentados por los ayuntamientos para implantar en los parques empresariales plantas de depuración de aguas, incluidos los colectores con vertido a la depuradora municipal y/o instalar sistemas de seguridad y vigilancia, de protección destinados a la lucha contra incendios y contra el robo de cable.

También se apoyarán proyectos referidos a la mejora de infraestructuras viarias, tanto de acceso como interiores, así como la gestión de residuos. En todos los casos se financiarán también los gastos de redacción del proyecto y de dirección de la obra. La ayuda máxima será de 120.000 euros por solicitud, que alcanzará los 138.000 euros para los ayuntamientos procedentes de fusiones o agrupaciones de ayuntamientos.

A la hora de valorar las solicitudes se tendrá en cuenta, entre otros, la superficie del parque, su nivel de ocupación, la población del ayuntamiento en el que se encuentra el polígono y si las solicitudes proceden de Ayuntamientos Emprendedores, fusionados o agrupados.

“Gracias a estas ayudas, la Xunta de Galicia colabora con los ayuntamientos de cara a dinamizar la competitividad de estos parques empresariales e industriales, adecuando viejas infraestructuras y dotándolos de nuevos servicios”, añadió José Manuel Cores Tourís.

«O noso obxectivo é mellorar non só a competitividade das firmas xa asentadas, senón tamén atraer a novas empresas, para o que, ademáis, a administración autonómica puxo en marcha o protocolo ‘Doing Business’ en colaboración ao FEGAMP», finalizó el delegado territorial quien recordó que a través de esta iniciativa, los ayuntamientos adheridos pueden disfrutar de rebajas fiscales que ofrecerán a las empresas que se instalen en los polígonos de estos ayuntamientos.

Además, los ayuntamientos que se adhieran a la iniciativa tendrán preferencias en las convocatorias autonómicas destinadas a impulsar el empleo, la industria y el emprendimiento cuando se formulen en régimen de concurrencia competitiva.