Compartir

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, se acercó hoy al ayuntamiento de Portas para comprobar de primera mano los resultados de los trabajos realizados al amparo de las convocatorias de ayudas de este departamento autonómico. En total, el año pasado el ayuntamiento pontevedrés recibió cerca de 50.000 euros a través de estas órdenes.

Durante su visita, Alfonso Rueda estuvo acompañado por el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, la directora xeral de Administración Local Marta Fernández-Tapias Núñez, y por el alcalde de la localidad, Víctor Estévez. Allí, destacó la importancia de la colaboración entre la administración autonómica y la local, que es la mejor conocedora de las necesidades y demandas del vecindario.

Más en concreto, las ayudas del año pasado permitieron, por una parte, mejorar la red de saneamiento de la parroquia de Lantaño, gracias a las ayudas del Fondo de Compensación Ambiental, una iniciativa puesta en marcha en el año 2010 y que permitió que por vez primera los ayuntamientos gallegos habían podido beneficiarse directamente de la explotaciones eólicas, puesto que las actuaciones que se realizan son financiadas a través del canon eólico.

Por otra parte, al amparo de la orden de infraestructuras, en Portas esta vez pudo acometerse la mejora de líneas aéreas de iluminación pública en el contorno de la carretera EP-8101.

Este año, el presupuesto del Fondo de Compensación Ambiental, así como de la Orden de Infraestructuras -también dirigida a ayuntamientos-, supera entre ambas los 13 millones de euros.