Compartir

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se acercó ayer hasta el CEP Altamira en la localidad pontevedresa de Salceda de Caselas para comprobar el estado de las obras de ampliación que la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria está acometiendo en este centro escolar.

En la visita, acompañado por Dolores Castiñeira, alcaldesa accidental, el jefe territorial de la Consellería, César Pérez, y la dirección del centro, el representante autonómico pudo comprobar que los trabajos avanzan a buen ritmo y según el calendario previsto. Esta actuación supone una inversión de 545.042 euros y tiene un plazo de ejecución de 4 meses.

Segundo informó al delegado, la intervención consistirá en la demolición de la cubierta para posibilitar la ampliación del edificio existente en 297,15 metros cuadrados en los que se instalarán nuevos espacios destinados la aulas, con una pasarela de comunicación con el edificio principal del aulario. La ampliación supondrá la creación de cuatro nuevas aulas, aseo adaptado, almacén de limpieza, escaleras, distribuidor y pasarela.

Con 587 alumnos matriculados en el pasado curso escolar, la Unidad Técnica de la Jefatura Territorial valoró prioritaria esta actuación, tal y como señalaron López-Chaves y Pérez Ares durante la visita. El CEP Altamira consta en la actualidad de un edificio principal destinado a uso educativo de primaria, edificio administrativo y gimnasio.