Compartir

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se desplazó hoy hasta la PO-331, en la carretera de Zamáns a Fonte del Seixo, para supervisar las obras que está ejecutando la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI) en esta zona.

Con un presupuesto que supera los 58.000 euros, la intervención se realiza sobre un tramo de acera en la margen derecha en la búsqueda de dar continuidad al itinerario peatonal existente.

Las obras contemplan la realización de operaciones previas de demolición y excavación al objeto de acondicionar los terrenos, de dominio público adscritos a la AXI. Una vez finalizada la excavación en caja, que se llenará con los materiales necesarios para preparar el terreno, se ejecutará el pavimento de fibrocemento coloreado.

Al mismo tiempo, se prevé implantar el conducto de la infraestructura de alumbrado en consonancia con el tramo de acera previo. Segundo pudo comprobar el representante autonómico, los trabajos avanzan a buen ritmo en cumplimiento del plazo de ejecución que es de un mes.

Publicidad