Compartir
Foto de archivo, no se corresponde con el suceso | CEDIDA

Los servicios de emergencia trabajaron a destajo durante toda la noche en la extinción de un fuego que arrasó por completo una nave situada en el Polígono Industrial de Caldas de Reis, en Saiar. También, otras dos naves resultaron afectadas.

Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales y tampoco daños ambientales, aunque, el Servicio de Guardacostas de Galicia viene de activar el Plan Camgal en fase de alerta para evitar que las aguas residuales de la extinción, afecten al río Umia. A esta hora, y tras trabajar toda la noche, el fuego está controlado aunque no extinguido. Los servicios de emergencia continúan trabajando en el lugar.  

El Grupo de Apoyo Logístico de la Axencia Galega de Emerxencias participó durante toda la noche en las tareas de extinción. Un camión gran nodriza del GALI apoyó a los servicios de emergencia allí desplazados en el suministro de agua, un total de 80.000 litros de agua fueron los empleados por parte del GALI.

El Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE) 112 Galicia tuvo constancia del incendio, gracias a la llamada de un particular quien, pasados unos minutos de las 00:00 horas de esta madrugada llamó para alertar de una nave ardiendo en el Polígono Industrial.

A partir de ahí, el personal del CIAE puso en marcha un operativo en el que participaron además de los bomberos de O Salnés, de O Morrazo, de Baixo Miño, de Pontevedra y el GALI, los miembros del GES y de Protección Civil de los ayuntamientos de Caldas, A Estrada y Padrón.

La intervención de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local también fue requerida por el 112 Galicia. Además, una ambulancia  del 061-Urgencias Sanitarias también se desplazó hasta el lugar por si en algún momento fuera necesaria su intervención. Asimismo, se informó de la situación al personal del servicio de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia y al Servicio de Guardacostas de Galicia.

Efectivos de Protección Civil de Caldas indicaban al 112 Galicia a primera hora de esta mañana, que después recorrer la zona no se encontraron residuos en el río ni restos del agua empleada en la extinción en las alcantarillas.