Compartir

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, requisaron más de 470 kilos de pescado y marisco, 154 útiles de pesca y 1.250 metros de artes de enmalle en diferentes controles realizados en los últimos días por el litoral de Galicia.

La ría de Arousa fue la zona en la que se registraron más decomisos. Allí los agentes requisaron más de 210 kilos de pescado y marisco, 26 útiles y 900 metros de artes de enmalle. Uno de los controles más destacados fue en el puerto de San Xulián, en A Illa de Arousa, y se saldó con el decomiso de 52 kilos de centollo, más de 14 kilos de nécora, más de cuatro kilos de almeja babosa y dos kilos de berberecho. La mayoría de esta mercancía estaba en 10 viveros que también incautaron los agentes, puesto que estaban sin identificar.

Además, en la ría de Pontevedra, los agentes decomisaron cerca de 100 kilos de marisco y ocho útiles. La mayoría del marisco fue requisado en un control realizado en Sanxenxo, en el que los agentes se aprehendieron de más de 90 kilos de centollo, más de seis kilos de nécora y cerca de tres kilos de lumbrigante. En este control también incautaron cinco nasas y 300 metros de trasmallos puesto que todo estaba sin identificar. La mayores, en diferentes inspecciones en la ría de Vigo decomisaron más de seis kilos de pescado y marisco y 150 metros de artes de enmalle.

La Costa da Morte también fue escenario de distintos controles que se saldaron con el decomiso de más de 76 kilos de pescado y marisco y con la incautación de 71 aparatos y 200 metros de artes de enmalle. Una de las actuaciones más destacadas fue en la ría de Corme y Laxe, donde los guardacostas requisaron 20 kilos de patexo, 10 kilos de pulpo, 44 nasas y dos cacharros, puesto que estaba todo sin identificar.

Por otra parte, en la ría de A Coruña, los agentes decomisaron más de 26 kilos de pescado y marisco e incautaron 21 útiles. La mayoría del producto decomisado fue en un control en la zona de Baixos dos Delgados en el que los agentes decomisaron 16 kilos de lubina e incautaron seis palangrillos por estar sin identificar.

En la ría de Ares y Betanzos, las actuaciones realizadas por los guardacostas se saldaron con el decomiso de 42 kilos de marisco y con la incautación de 11 útiles. La mayoría del marisco se decomisó en un control del puerto de Ares que se saldó con el decomiso de 35 kilos de centollo y dos kilos de nécora y con la incautación de cinco viveros, tres salabardos y dos nasas, puesto que todo estaba sin identificar. A mayores, en la ría Ferrol, los agentes requisaron más de 13 kilos de pescado y marisco y cuatro útiles en distintas actuaciones y en la de Cedeira cerca de un kilo de pescado y marisco y 13 nasas.