Compartir

A lo largo de 2017 los pontevedreses reciclaron casi 15.000 toneladas de vidrio, un aumento del 8 por centro respecto al año anterior. Cada ciudadano recicló un promedio de 15,8 kilos por habitante, el equivalente a 60 envases de vidrio. De este modo, Pontevedra se sitúa como la segunda provincia más recicladora de Galicia, sólo superada por A Coruña.

Así lo aseguró este lunes el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, durante la visita que realizó al ayuntamiento de Sanxenxo, uno de los que mejor evolución viene demostrando en los últimos años en relación a la recogida selectiva. El delegado territorial estuvo acompañado del alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, así como del gerente de zona de Ecovidrio, Germán Fernández. Los tres destacaron el esfuerzo del conjunto de la sociedad gallega durante la rueda de prensa en la que ofrecieron cifras de reciclaje de este material en la provincia de Pontevedra.

«En el caso de Sanxenxo», matizó Cores Tourís, «cabe destacar que este municipio duplica el promedio provincial, y con 32,5 kilos por habitante, tiene uno de los mejores datos de la comunidad autónoma». De hecho, según apuntó el delegado territorial, «Sanxenxo triplica por tres los datos de la ciudad de Pontevedra e incluso de Vigo, lo que indica que en ambas localidades hay aún mucho que mejorar en materia de reciclaje de vidrio».

Cores Tourís destacó que, con el objetivo de fomentar la colaboración ciudadana y facilitar el reciclado de los envases de vidrio, el año pasado se instalaron en esta provincia 192 nuevos contenedores. Esta apuesta por mejorar las infraestructuras para lo reciclado sitúa el parque de contenedores en 4.761 unidades, 1 por cada 198 ciudadanos, dato que supera al promedio nacional que está situada en 1 contenedor cada 213 habitantes.

Cores Tourís y Germán Fernández destacaron el esfuerzo de la población a la hora de reciclar este material y coincidieron en que parte de este incremento se debe a la mayor concienciación ciudadana sobre los beneficios que reporta al medio ambiente reciclar.

De hecho, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra destacó que el esfuerzo realizado por los pontevedreses, que en 2017 reciclaron 1.143 toneladas más, evitó la emisión de más de 10.000 toneladas de CO2, lo que equivaldría a retirar casi 2.451 coches de las carreteras a lo largo de un año y evitar la extracción de casi 17.900 toneladas de materias primas de la naturaleza, equivalentes a dos veces el peso de la Torre Eiffel.

Tal y como informó el gerente de zona de Galicia-Asturias, Ecovidrio -entidad sin ánimo de lucro que se encarga desde hace 20 años del reciclaje de vidrio en España-, gestionó más de 161 millones de envases el año pasado, unas cifras que consolidan la tendencia ascendente en la recuperación de este tipo de material en Galicia, que acumula siete años consecutivos de incrementos.

Concienciar, aspecto clave

Cores Tourís destacó que hoy en día nadie duda que el reciclaje de vidrio es un elemento clave en la lucha contra lo cambio climático y añadió que la hostelería es un sector vital para mejorar los resultados, ya que genera un 50% de los envases de vidrio de un sólo uso que se ponen en el mercado.

En este sentido, explicó que la campaña de recogida porta la puerta para establecimientos de hostelería puesta en marcha el año pasado está teniendo muy buenos resultados entre el colectivo. «Estos servicios en la provincia de Pontevedra cuenta con una participación de más de 220 establecimientos», matizó el delegado territorial.

Asimismo, José Manuel Cores Tourís se refirió tanto a las medidas de formación como a las iniciativas de concienciación impulsadas en colaboración con Ecovidrio en los últimos meses, un esfuerzo que en su opinión explica que «cada vez la gente sea más sensible al reciclaje».

Ecovidrio es la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España. 8.000 compañías envasadoras hacen posible, con su aportación a través del punto verde, el sistema de reciclado.