Compartir

La Consellería do Medio Rural, a través de la Axencia Galega de Desarrollo Rural (Agader), invirtió un total de 26.000 euros para la rehabilitación integral del puente medieval de Pedroso en Rodeiro.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, supervisó esta mañana, en compaña del alcalde de Rodeiro, Luis López Diéguez, estas actuaciones que permitieron la puesta en valor de este puente medieval que es un paso imprescindible para los peregrinos que hacen el Camino de Invierno, catalogado como oficial en la última Ley de Patrimonio Cultural de Galicia de mayo de 2016.

El puente tiene un especial valor tanto desde el punto de vista turístico como cultural, al ser una de las más antiguas de este ayuntamiento. «De hecho, para garantizar el cuidado del puente, y siguiendo las indicaciones de la Dirección General de Patrimonio, los trabajos se llevaron la acabo de forma manual y artesanal», explicó Cores Tourís.

Las obras consistieron en la limpieza de la maleza adherida al puente a través de medios manuales, así como la limpieza de la piedra y la consolidación de aquellas que habían estado en mal estado. También se llevó a cabo a retirada de la maleza invasora del entorno de esta infraestructura.

Tal y como explicó el delegado territorial, en el año 2017, Agader, a través de una línea específica para llevar a cabo convenios singulares actuó en una serie de elementos patrimoniales con el fin de orientarlos la promoción turística del rural, junto con la valorización cultural de dichos elementos. Así, se restauraron los puentes de Almofrei y San Lourenzo de Cerdedo-Cotobade y el de A Carixa en Vila de Cruces, junto al que hoy se visitó en Rodeiro.

«El potencial turístico y cultural de las zonas que fueron objeto de la restauración se vio reforzado por esta actuación, que junto con el plan de difusión que los ayuntamientos y la propia Xunta llevan a cabo en la promoción de dichos elementos, los convierten en un lugar de visita obligada a peregrinos y turistas», añadió Cores Tourís.

Precisamente, en el caso de Rodeiro, el puente potencia el Camino de Invierno, que comienza en Ponferrada y sigue el curso natural del río Sul por la comarca de Valdeorras y posteriormente por el Deza hasta llegar a Compostela. «En total, 250 kilómetros que se está haciendo más conocido cada vez dentro de los caminos xacobeos», finalizó el delegado territorial.