Medio Rural solicitará este mes la declaración de la provincia de Pontevedra como zona oficialmente libre de tuberculosis bovina

La conselleira señaló que estos buenos resultados son fruto de las campañas de saneamiento y del compromiso de los ganaderos con sus explotaciones

90
0
Compartir

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, anunció hoy que su departamento solicitará a la Unión Europea la declaración de Pontevedra como provincia oficialmente indemne de tuberculosis bovina. «Esta catalogación otorgará un valor añadido a nuestra cabaña ganadera y además permitirá reducir el peso de las campañas de saneamiento sobre las explotaciones», declaró Ángeles Vázquez durante una visita a la ganadería Baltasar de Dozón.

Durante los seis últimos años, el porcentaje de rebaños bovinos con infección confirmada de tuberculosis en Pontevedra no superó el 0,1% y el 99,9% de los rebaños consiguieron el estatus de oficialmente indemnes de tuberculosis. Por lo tanto, se cumplen sobradamente con los requisitos de la normativa comunitaria, que sólo exige tres años para estas condiciones.

Esto es así gracias al importante trabajo desarrollado por el equipo técnico de la consellería y el compromiso de los ganaderos por mejorar cada año sus producciones, señaló Ángeles Vázquez. De hecho, desde la Administración gallega se espera que con las estrictas medidas sanitarias que se vienen desarrollando, las restantes provinciales consigan pronto el mismo estado sanitario respecto a la tuberculosis bovina.

Hace falta destacar que Galicia ya es una región oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina desde el año 2013 y el pasado mes de octubre se logró esta categoría para la cabaña bovina. Lo mismo sucede con la perineumonía contagiosa y de la leucosis, ambas enfermedades bovinas para las que actualmente sólo se realiza un programa de vigilancia.

Ayudas para las ADSG

Además de las campañas de control que desarrollan los técnicos de la consellería, para mantener y mejorar el estatus sanitario de las explotaciones en Galicia tienen un papel crucial las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG) para las que la Xunta reserva 2,1 millones de euros en ayudas.

Ahora mismo está abierto el plazo de solicitud de estas aportaciones que pretenden facilitar a estas entidades el desarrollo de programas zoosanitarios para la prevención y control de enfermedades de los animales que no son objeto de planes nacionales.

Por otro lado, también existe una línea de indemnizaciones por el sacrificio obligatorio de animales derivada de este tipo de programas de erradicación dotada con 800.000 euros.

En este caso, para tener derecho a las indemnizaciones es imprescindible cumplir la normativa en vigor sobre sanidad animal, identificación, movimiento pecuario, bienestar y alimentación animal y estar al día de los programas nacionales de vigilancia, entre otros. En este caso, la tramitación de concesiones se llevará a cabo durante todo el ejercicio y el plazo de presentación de las solicitudes estará abierto hasta el día 30 de noviembre de 2018.

Garantizar el futuro de las granjas

La explotación que visitó hoy la conselleira está situada en la parroquia de Saa, ayuntamiento de Dozón. El hijo de los propietarios ya venía trabajando en esta granja a la que ahora se suma también su hermana por lo que cobrará una ayuda de 25.000 euros por su incorporación.

Asimismo, también tiene concedida una subvención por valor de 115.304 euros para la construcción de un cebadero y otras obras para mejorar la explotación, como puede ser una plataforma o una cerca, así como una cisterna para el purín.

No es la primera vez que esta ganadería, compuesta por un centenar de reses, recibe ayudas de esta consellería. En su momento ya adquirió un tractor, un tanque de refrigeración, una segadora y empacadora a través de los planes de mejora que cada año ofrece la Xunta de Galicia.

Está previsto que la convocatoria de 2018 falda publicada en el DOG este mes por valor de 65 millones de euros, manteniendo así el compromiso presupuestario en los mismos niveles que en 2017, cuando se llegó a 466 jóvenes, se aprobaron ayudas para modernizar 692 explotaciones y se apoyó a 154 pequeñas empresas.