Núnez Feijóo presidió esta tarde la presentación del equipo redactor y del Plan sectorial y anteproyecto del Gran Montecelo

El titular de la Xunta afirmó que con el Gran Montecelo los pontevedreses dispondrán de un hospital público más amplio, más humano y con capacidad para atender las necesidades de los próximos 50 años

108
0
Compartir

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseveró hoy que con el Gran Montecelo los pontevedreses dispondrán de un hospital público más amplio, más humano y con capacidad para atender las necesidades asistenciales de los próximos 50 años; de una atención sanitaria, en definitiva, más moderna, ágil, próxima al usuario y con la última tecnología.

Con la previsión de que el año que viene se licite y comience la ejecución de la obra, que contará con una inversión de más de 100 millones de euros para el nuevo edificio y de 25 millones para reformar el actual, Feijóo incidió en «que esta nueva infraestructura no sólo será más grande, con 120 camas más, sino que también garantizará la atención y, con la mejor tecnología disponible, dará forma a la sanidad pública de Pontevedra para los próximos 50 años».

Durante la presentación del equipo redactor y del Plan sectorial y anteproyecto del Gran Montecelo, Feijóo precisó que este hospital, modelado por sus profesionales, con aportaciones de 300 trabajadores, en 120 reuniones de trabajo y con unas 2.400 encuestas, contará con espacios más acogedores en áreas más sensibles, como la diálisis, el hospital de día, oncología, cuidados paliativos o la zona materno-infantil.

Así, en el área de pediatría, los niños contarán con salas de juegos, biblioteca, escuela o cine. Y la cartera de servicios experimentará un impulso importante con una nueva UCI pediátrica; con una nueva unidad de trabajo, parto y recuperación del bloque obstétrico; con un nuevo área de medicina nuclear; y con la creación de un espacio único para las unidades de endoscopia multidisciplinar y diagnóstico biológico, entre otras mejoras.

Asimismo, contará con un 92% más de salas y puestos de urgencias, que faciliten el trabajo y respeten la intimidad del paciente; con un 57% del total de los cuartos que serán individuales, frente a los 36% que lo eran antes; y con un 49% más de puestos en el hospital de día, que pasan de 109 a 162.

Para que todas estas mejoras puedan convertirse en realidad, el Gran Montecelo aumentará un 50%, pasando de 79.500 a 118.000 metros cuadrados; «es decir, una ampliación equivalente a algo más de dos hospitales comarcales»

A lo largo del acto, el presidente de la Xunta recordó que, a pesar de las dificultades económicas, desde 2009 el Gobierno gallego se marcó el objetivo de no tocar las prestaciones sanitarias y priorizar, dentro de los presupuestos, las inversiones para la sanidad pública.

Y por eso hoy Galicia tiene: dos hospitales nuevos, amplios y con la última tecnología en Vigo y Lugo; se están a punto de licitar las obras de ampliación del hospital de Ferrol; ya está funcionando el nuevo área quirúrgico y el hospital de día del Salnés; también están activos la nueva área de urgencias y el nuevo bloque quirúrgico de A Coruña y la ampliación del de Ourense, además de seguir trabajando en la reforma del viejo edificio de hospitalización; y se están llevando a cabo las obras de ampliación de la hospitalización de A Mariña.

Nuevos centros de salud

Por otra parte, y para mejorar la eficiencia del sistema de salud, Feijóo añadió que el Ejecutivo autonómico está, en este momento, trabajando además en la construcción o ampliación de 15 centros de salud.

En relación a Pontevedra, precisó que también se introdujeron importantes mejoras como los tres nuevos quirófanos en el Hospital provincial; un nuevo centro de salud en A Parda; en el Montecelo, la Unidad post-endoscópica, el nuevo hospital de día psiquiátrico y la ampliación del área de oncología; diversas mejoras en los dos hospitales públicos y en el Centro de especialidades de Mollabao; y, próximamente, la instalación de una nueva resonancia magnética de última tecnología en el Montecelo. «Todo esto con el objetivo de que a finales de esta legislatura el 100% de los gallegos tengamos en el área sanitario donde vivamos un hospital público nuevo o renovado», recordó.

Como consecuencia del compromiso de todos estos años, Feijóo precisó que las cifras de asistencia mejoraron. Al respeto, en el caso concreto de esta área sanitario de Pontevedra y O Salnés: el tiempo medio de espera para una intervención es 24,2 días mejor que el promedio de Galicia, pasando a 41,3 días en Pontevedra; el tiempo medio para la primera consulta está 11 días por debajo del promedio gallego, estando por debajo de los 36 días en Pontevedra; la espera para las principales pruebas diagnósticas es la menor de la Comunidad, pasando de 60 días a 47,3; y las vías rápidas de atención a las dolencias más graves permitieron atender el año pasado a más de 1.700 pacientes en menos de 4 días.

«Estamos hablando de una área sanitaria que está consolidándose como una de las más ágiles de Galicia», insistió, reconociendo y agradeciendo la labor de los trabajadores del sistema gallego de salud y reiterando el compromiso con una sanidad pública del futuro más ágil, más próxima a los usuarios, más moderna y con la última tecnología.