5 consejos de verano para unas vacaciones sostenibles

Compartir

38,9 millones de ciudadanos asegura separar diariamente sus residuos para que sean reciclados. Por eso, desde Ecoembes, quieren hacer un llamamiento para que no se pierdan estos buenos hábitos durante el periodo estival.

La sociedad española ha demostrado que está cada vez más comprometida con el medioambiente. De hecho, según el informe sociológico elaborado por Catchment para Ecoembes, 38,9 millones de españoles declaran ser recicladores en su día a día, un hábito que ponen en práctica para contribuir a cuidar del medioambiente. Sin embargo, con la llegada de las vacaciones es fundamental no olvidarnos de algunos consejos para seguir cuidando de nuestro entorno estemos donde estemos.

Por este motivo, con el objetivo de recordar la importancia de seguir cuidando del planeta en los meses de verano, Ecoembes lanza una serie de recomendaciones para que durante este periodo no bajemos la guardia y mantengamos la concienciación y las prácticas sostenibles.

 

Sigue reciclando vayas donde vayas

Aunque estemos de vacaciones, debemos ser responsables con los residuos que generamos. Es muy importante responsabilizarnos de lo que consumimos y seguir separando los residuos según su tipología en el contenedor correspondiente: envases de plástico, latas y briks en el amarillo; papel y cartón en el azul; vidrio en el verde; orgánico en contenedor marrón, si lo hay; y resto de residuos (contenedor gris, el de resto).

Así, en España hay 388.174 contenedores amarillos y 229.594 azules que permiten que este hábito se pueda realizar en las calles de todo el país las 24 horas del día, los 365 días del año.

Además, cada vez es más frecuente que los ciudadanos reciban recompensas sostenibles y sociales por reciclar sus latas y botellas de plástico de bebidas a través del sistema de reciclaje incentivado de RECICLOS, presente en todas las Comunidades Autónomas con más de 16.300 contenedores amarillos y a través de más de 60 máquinas de este Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) ha instalado en estaciones de transporte, puertos o centros comerciales y de ocio, entre otros lugares.

 

Cuida la naturaleza y no generes basuraleza

En verano son más comunes los planes al aire libre, las visitas a playas y montes o los picnics y, en consecuencia, eso puede ser sinónimo de un incremento de la basuraleza en estos espacios.

Por eso, si tienes pensado alguna escapada al aire libre, sé responsable con los residuos que generas y asegúrate de recogerlos antes de marcharte, evitando así que estos acaben convertidos en basuraleza y dañen los entornos en los que han sido abandonados.

Además, recoger los residuos que encontramos en la naturaleza puede convertirse en un juego con la nueva app “Basuraleza”, desarrollada por Paisaje Limpio y Vertidos Cero en colaboración con el Proyecto LIBERA, donde no solo se aprende dónde reciclar correctamente los residuos y registrar aquellos que vayas recogiendo, sino que, además, ofrece recompensas a medida que se van cumpliendo retos.

Esta filosofía se aplica también a unos de los planes veraniegos por excelencia, como es el caso del Camino de Santiago. Y es que con la intención de tener una experiencia Xacobea más responsable con el medioambiente, este año se ha reactivado el ‘Camino del Reciclaje’, un proyecto un que busca fomentar el reciclaje y el respeto a la naturaleza a lo largo del Camino de Santiago. A esto se han sumado casi 400 albergues de cinco comunidades autónomas en los que no solo se facilita el reciclaje a los peregrinos que pasan por ellos, sino que se les conciencia sobre la importancia de cuidar del Camino y su entorno.

En definitiva, vayas donde vayas, lo importante es que no dejes huella de tu paso en la naturaleza.

 

Apostar por el turismo sostenible

Un paso fundamental a la hora de disfrutar de nuestros días de vacaciones es el momento tanto el destino como alojamiento en el que nos hospedaremos. Por suerte, cada vez es más amplia la oferta de los establecimientos responsables con el medioambiente. Hoteles que ofrecen a sus huéspedes experiencias respetuosas con el entorno y, además, optimizan sus recursos reduciendo el impacto medioambiental de su actividad. Optar por uno de estos establecimientos, nos permite disfrutar de unas vacaciones “eco”.

 

Por otro lado, siempre que sea posible, es importante decantarnos por medios de transporte sostenibles para llegar a nuestro destino vacacional. Los transportes públicos, adaptando las medidas de seguridad correspondientes, son la mejor opción. Asimismo, una vez en el lugar de vacaciones, en los trayectos cortos intenta desplazarte en bici o caminando para reducir tu huella en el entorno.

 

Mantener la curiosidad para seguir aprendiendo

Durante los meses de verano, es habitual desconectar y concentrar todas nuestras energías en disfrutar de nuestro tiempo libre, pero también es una época en la que los más pequeños pueden aprovechar para compartir todo lo aprendido durante el curso.

 

Naturaliza, el proyecto de educación ambiental de Ecoembes, les ha enseñado pequeños hábitos para cuidar más y mejor nuestro planeta y, ahora, pueden seguir aplicando lo aprendido e, incluso, inculcarlo en su entorno familiar.

 

Además, Naturaliza mantiene disponibles sus recursos y materiales también en verano para poder descargarlos, haciendo posible conservar la conciencia medioambiental de los más pequeños de cara al verano y al nuevo curso.

 

Evita el despilfarro

En estas ocasiones en las que pasamos largas temporadas fuera de casa es muy importante organizarnos para comprar lo justo y necesario, sin dejarnos llevar por el consumo y el despilfarro.

Además, no debemos olvidar que el agua y la electricidad también son bienes de los que debemos seguir haciendo un uso responsable durante la época estival. Aprovecha al máximo la luz natural que proporcionan los meses de verano y apaga las lámparas cada vez que salgas de casa. Igualmente, y, aunque es aplicable al resto del año, sustituye las bombillas por unas de bajo consumo o led, que optimizan la energía.

Igualmente, debemos ser responsables con el gasto innecesario de agua. Por ello, recordamos lo importante que es darse una ducha en vez de un baño, asegurarse de cerrar bien los grifos tras su uso, o no dejar el agua correr mientras nos cepillamos los dientes.