A Guarda perdió subvenciones por no presentar la cuenta general en plazo, denuncia el PP

343
0
Compartir

«Soltou vostede un discurso que parece está falando dende o púlpito para os seus feligreses (…) porque vostede de derecho sabe e de púlpitos tamén…nós non necesitamos dos seus discursos…os seus acólitos sí». Estos fueron los términos exactos con los que el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, se dirigió al portavoz del PP de A Guarda, Roberto Carrero, en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de A Guarda celebrado el día de ayer miércoles, a las 8:30 de la mañana, y en donde se llevaba y discutía la Cuenta General del Ayuntamiento del año 2018.

Según el portavoz del PP Roberto Carrero: «Como saben, yo nunca me he ocultado, que fui sacerdote católico durante 11 años, secularizándome hace otros 11 años y desarrollando mi profesión de abogado desde entonces. De ahí las palabras del Sr. Lomba en clara alusión a mi vida personal. La verdad es que en A Guarda estamos muy acostumbrados a la falta de sensibilidad, poca educación y prepotencia del Sr. Lomba. Creo que él mismo se retrata cuando para argumentar su posición política necesita descalificar y acudir a la historia y vida personal de su adversario político, que no enemigo…Porque al fin y al cabo, a quien está faltando y no respetando es a los miles de votantes que depositaron en nuestro partido su confianza para que defendiéramos sus intereses y los representáramos…Esos deben mis feligreses y acólitos a los que parece desprecia el Sr. Lomba».

«¿Pero que podemos esperar de una persona que comenzó su mandato hace 4 años llamándonos a todos los guardeses pueblerinos cuando dijo que A Guarda estaba limpia y que los guardeses viajábamos poco?».

La discusión entre ambos líderes políticos surgió cuando el portavoz popular de A Guarda expuso como el gobierno socialista de Antonio Lomba no gozaba, desde su punto de vista, de una verdadera legitimidad para solicitarle a los populares que apoyaran la Cuenta General, que reviste un carácter técnico pero también político al informar cómo se ha ejecutado el presupuesto del Ayuntamiento, cuánto y en qué se han gastado los fondos públicos y los recursos que se han obtenido en el año.

En palabras de Roberto Carrero: «Al grupo de gobierno socialista se le dijo la verdad pero el Sr. Lomba no admite crítica alguna pues se cree que está en posesión de la verdad absoluta». Los populares explican ordenadamente lo sucedido en el pleno. «Al grupo de gobierno socialista y al Sr. Lomba se le dijo exactamente lo siguiente:

«Que la cuenta general reflejaba la gestión del gobierno del Sr. Lomba y el PSOE; una política y gestión que el pueblo de A Guarda no compartían y de ahí sus resultados electorales en las pasadas elecciones municipales donde resultó perdedor».

«Que se traía fuera de plazo cuando debía haberse presentado entre el 1 de junio y el 1 de octubre del pasado año, máxime sabiendo que el gobierno bipartito formado por PSOE y BNG gozaba de mayoría para aprobarla, pero ambos estaban más preocupados en tejemanejes políticos para sacar rédito de sus actuaciones que de gobernar y gestionar A Guarda y sus gentes. Si ambos hubieran hecho sus deberes en tiempo y forma no llegaríamos tarde y no se perderían subvenciones ni tributos».

«Que la política son prioridades y debieron cumplir los plazos que establece la ley para la presentación de la cuenta general… sin embargo, y como de costumbre, están más preocupados por la foto en redes sociales que en indicarle a los funcionarios y a la función pública las prioridades pues estos obedecen los criterios y directrices políticas según se indiquen».

«Que el PSOE y el BNG no quisieron saber nada de nosotros ni para una investidura ni para uno gobierno pero, roto el pacto entre ellos, el PSOE acudía a nosotros para conseguir sus objetivos y perpetuarse en el poder».

«Que al gobierno del Sr. Lomba le faltaba legitimidad moral para gobernar pues sus resultados electorales no justificaban su gobierno y considerábamos que, despedazado el pacto con el BNG, su gobierno no gozaba de legitimidad para perpetuarse y si tuviera honor y dignidad, asumiría sus resultados y dimitiría de su cargo dado que la ciudadanía guardesa votó al BNG y a PP para que hubiera un cambio político real en A Guarda pero los concejales del BNG optaron por entregarle el gobierno e hicieron realidad lo de votar BNG era votar PSOE».

«Que daba la impresión de primar sus intereses y aferrarse a un sillón de mando para el que está deslegitimado…por mucho que goce de potestad legal…nosotros no discutimos su legalidad pero que no gozaba de autoridad moral para gobernar y que por eso nuestro voto iba a ser negativo porque su gestión no merecía continuar gobernando A Guarda puesto que la ciudadanía guardesa lo había penalizado en las urnas»

Esta fue la actitud de Roberto Carrero por la que, según palabras de Antonio Lomba, siente vergüenza el regidor guardés hacia el dirigente popular. «Decir y exponer la pura verdad. Júzgen ustedes mismos… Creemos que sobran palabras pero la realidad se impone», afirma Carrero sin paliativos.

«Además, -añade el portavoz popular- «no podemos olvidar que, hiciera lo que hiciera, o votara lo que votara el PP de A Guarda, la Cuenta General iba a ser aprobada de todas formas por el BNG de A Guarda que ya había anunciado públicamente que no iba a ser impedimento para ello pues, como se ha demostrado, sigue apoyando la gestión del Sr. Lomba y del PSOE guardés».

«De ahí que no entendamos que el PSOE y sus socios nos llamen irresponsables pues nuestra labor en la oposición es velar por los guardeses y fiscalizar y controlar el gobierno municipal y corregir sus desaguisados de los que la Cuenta General como reflejo de su gestión municipal es uno de tantos».

«Lo que tenemos claro, -apuntan otros miembros del grupo popular municipal en obvia alusión a las palabras de Antonio Lomba descalificando a su portavoz-, es que los vecinos y vecinas de A Guarda querían gobernando al PP -claro vencedor de las elecciones municipales- y no al BNG, ni al Sr. Lomba al frente del Ayuntamiento». «Pero he ahí una gran paradoja o falacia pues basta ver sus resultados electorales y su caída libre en votos para captar la idea (de los 3.000 votos y 9 concejales del PSOE de Freitas han pasado a los 1.500 votos y 5 concejales del PSOE de Antonio Lomba); sin embargo un cambalache tendencioso con el BNG para que no gobernara el PP ha propiciado que los guardeses tengamos que seguir soportando los exabruptos del Sr. Lomba y sus congéneres».