Compartir

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Hacienda, Valeriano Martínez, junto al delegado territorial en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitaron esta semana las obras de reforma del edificio de Benito Corbal y conocieron de primera mano la marcha de los trabajos.

Los representantes de la adjudicataria, la UTE Acciona-Ramírez, confirmaron que se estaba cumpliendo el calendario previsto y que las obras estarían finalizadas en el primer trimestre de 2019. La reforma fue adjudicada por algo más de cuatro millones de euros. Junto al estudio previo, la redacción del proyecto, la auditoría energética y las direcciones facultativas, la inversión global asciende a casi 4,3 millones de euros.

El objetivo es contar en el centro de Pontevedra con un espacio moderno, cómodo, accesible y versátil. Los casi 6.000 metros del edificio albergarán en el bajo y en sus dos primeras plantas las oficinas de empleo, que hasta ahora estaban alquiladas en otros locales, concentrando así este servicio y permitiendo un importante ahorro a la Administración autonómica. En las plantas tercera y cuarta, la Xunta pondrá a disposición de entidades y asociaciones de la ciudad un espacio para ubicar sus oficinas y locales. Las cuatro plantas restantes están reservadas para la Universidad de Vigo.

Entre las principales novedades, la remodelación integral del inmueble incluirá el relevo de la fachada por un revestimiento de aluminio. También se cambia la carpintería metálica por otra con doble acristalamiento. Otra de las grandes novedades de la reforma tiene que ver con las tres entradas desde la calle, que se mantendrán y que ahora pasarán a ser totalmente accesibles.

La remodelación incluirá distintas actuaciones en el campo de la eficiencia energética, con el objetivo de reducir en un 70% el coste de mantenimiento en calefacción e iluminación del inmueble. Se aplicarán métodos y tecnologías energéticas como calderas de biomasa para la calefacción, bombas de calor de tecnología VRV para calefacción y refrigeración, instalación solar fotovoltaica para generación de electricidad, así como elevados niveles de aislamiento térmico y sistemas de iluminación eficientes.