Compartir

La Fiesta del Marisco de O Grove echó a andar esta mañana en un acto presidido por el alcalde, José Cacabelos, y que tuvo como invitadas principales a la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, y al alta Comisionada del Gobierno de España para la Agenda 2030 de la ONU, Cristina Gallard. La Fiesta se convirtió de este modo en un evento en el que la gastronomía, la sostenibilidad y el medio ambiente compartieron protagonismo.

Abrió las intervenciones Carmela Silva para poner a esta Fiesta del Marisco, que llega a su 56ª edición, como ejemplo de «fiesta sostenible», pues todo el material que se utiliza durante el evento es biodegradable y/o reciclable. «Es una de las pocas fiestas que hacen esta decida apuesta medioambiental», subrayó.

Por su parte, Cristina Gallard se mostró encantada de poder conocer un ejemplo «práctico y concreto de acciones a favor de la sostenibilidad medioambiental». Recordó que las ODS son un programa de la ONU que fue acogido por el Gobierno de España como «la mejor herramienta para la transformación socioeconómica, el bienestar social y la sostenibilidad medioambiental. Hay que movilizar desde el Gobierno central, pero también desde la Administración local», insistió.

«Este es un trabajo que tenemos que hacer entre todas y todos, pero muy especialmente con las personas que están en las Alcaldías, en las Presidencias de los territorios y del Estado». Explicó que es un orgullo que España sea uno de los países más comprometidos «y eso los dan también energía para un camino que será largo y en el que tendremos que empujar mucho».

El alcalde de O Grove José Cacabelos, tras saludar al alta Comisionada, destacó que la presidenta de la Diputación «siempre está con el Grove y eso es de agradecer». Al dirigirse al público presente destacó que O Grove hace un gran esfuerzo para ofrecer lo mejor que tiene, que es el producto de las rías. «Una villa marinera se conforma a través de los años por la capacidad del ser humano para adaptarse al medio natural», dijo para añadir que esta Fiesta del Marisco es un «escaparate al mundo».

La intervención del alcalde finalizó con un comentario sobre la reciente aprobación plenaria de una moción sobre la Emergencia Climática. Indicó que uno de los grupos municipales opinó que poco puede hacer un ayuntamiento de 11.000 habitantes cuando el 75% de las emisiones de CO2 proceden de las grandes empresas. «No puedo compartir esa visión», declaró, «porque todos y cada uno de nosotros tenemos que asumir un compromiso ético con el medio ambiente porque, al final, lo que está en riesgo es la especie humana».

La Fiesta del Marisco de O Grove, que se celebra hasta el próximo día 13, convierte la localidad pontevedresa en el gran comedor de Galicia y de buena parte de España. Durante más de una semana se puede encontrar todo tipo de propuestas culinarias, basadas en la gran variedad que atesora el producto estrella de la gastronomía gallega, a precios muy económicos.