Avant Editorial publica la novela ‘¡Y ahora Susito! El nieto de Dios y yo’ del autor vigués, Juan J.R. Castro

Compartir

Juan J.R. Castro, nació en Vigo en 1961. Después de dedicarse a diferentes profesiones, descubre el gusto por la escritura que lo llevará a seguir creando e imaginando relatos de diverso género, publicando su primer libro de relatos cortos. En su primera novela larga, El aroma de las cartas de la Tata Rosa, descubre una atracción por la escritura se ha convertido en una pasión.

Sobre ¡Y ahora Susito! El nieto de Dios, publicada por Avant Editorial el autor confiesa: “en primer lugar, quiero decirles que esta novela no pretende ser irreverente con ninguna religión, mi humilde pretensión es con sacarles alguna que otra sonrisa”.

A principios del siglo XXI, María Magdalena y Jesús, tienen un hijo al que llaman Susito. Desde muy niño a Susito, la Virgen María le prometió a su nieto, que cuándo cumpliese dieciocho años, podría bajar a la tierra y ese día llegó ante la sorpresa de toda la familia y corte celestial.

Se decide en que universidad estudiará y Dios ordena las carreras en las que será matriculado. El joven tiene prohibido por su abuelo hacer milagros, pero el Todopoderoso, olvidó prohibirle hacer los trucos de su papá. Cómo a Susito el día que nació, no se le asignó un ángel de le guarda, Se recurre en el último momento a un ángel de la primera generación, este ser alado, por circunstancias de la vida celestial, es un ángel “casi” caído y bajará con Susito a la tierra. El ángel custodio tiene la importante misión, de proteger al nieto de Dios en todas las desventuras en las que se verán metidos, que no son pocas, en algunas ocasiones rozan el absurdo y en otras muchas lo superan.

La obra ha sido publicada por Avant Editorial, una editorial creada en 2015, con sede en Barcelona y Madrid, que apuesta por los autores noveles. Nacida para ocupar el hueco que las últimas crisis han creado en el sector editorial: el respaldo a nuevas promesas. La pésima situación ha perjudicado a los nuevos valores, pues muchas de las editoriales consolidadas han decidido centrarse en autores mediáticos o con influencia en redes sociales, pues son los únicos que venden un número de ejemplares de relieve.