Compartir

El alcalde mantuvo esta mañana un encuentro con responsables de la Mancomunidad de Montes para intercambiar opiniones sobre el Anel Verde en el momento en el que se está ya trabajando en la contratación del proyecto.

En declaraciones a los medios insistió en la busca de un «acuerdo total» en el diseño y avanzó que este año ya se van a plantar especies en las zonas en las que ya están consensuadas.

El presupuesto de 2019 incluirá una partida para un proyecto «que tiene una función ecológica importantísima». El anillo verde de Vigo -de 50 metros de longitud y 100 de ancho, tendrá un camino de acceso a lo largo de, al menos 5 metros, que permitirá el fácil acceso a la extinción de posibles incendios. Está formado por una parte principal de 50 metros de ancho y dos auxiliares de 25 metros de ancho.

Según explicó, este anillo tiene una función de preservación del monte fundamental e implicará la retirada de pirofitas (eucaliptos y pinos) y conectará con el resto de parques forestales de la ciudad. Se trata de un proyecto a largo plazo -entre 10 y 20 años- para estar concluido y será el Ayuntamiento el que asuma los miles de millones de euros a los que ascenderá.

Día Mundial del Medio Ambiente

El Ayuntamiento se sumó hoy a la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente con la colocación en los autobuses urbanos de papeleras amarillas para recoger envases. Se trata, explicó, de una iniciativa para llamar a la concienciación social sobre la importancia del reciclaje y el uso del transporte colectivo y el ahorro de energía. En este punto, avanzó que otra de las acciones municipales para favorecer el transporte urbano no contaminante son los ascensores o las rampas, que funcionan con acumuladores de bajo consumo.

Caballero recordó que en 2012, se puso en marcha el programa de Voluntariado Ambiental del Ayuntamiento por lo que ya pasaron 1.500 personas, 300 en el último año. Este colectivo trabajó en las zonas afectadas por los incendios de octubre (colocación de paja y mallas para evitar el arrastre de la ceniza) además de acondicionar los montes urbanos, erradicando especies invasoras, plantando árboles autóctonos y conservando senderos locales. Otra de sus labores la desarrollan en Cíes, cooperando en la limpieza y eliminando especies invasoras.