Compartir

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, reiteró esta mañana que en Hijos J. Barreras no hay discrepancia sobre la calidad técnica del trabajo del astillero sino que hay un problema de incomunicación entre los diferentes estamentos de la empresa (armadores, accionistas y dirección) que hay que solucionar antes de llegar al concurso de acreedores.

Así lo trasladó el regidor tras mantener un encuentro con el comité de empresa del astillero en el que le solicitaron que actúe como mediador de las partes implicadas, (accionistas, armadores, Pymar y Xunta) para darle solución al problema, un encargo que Caballero aceptó a pesar de que el Ayuntamiento no tiene competencia alguna en esta cuestión.