Carmela Silva participa en la cumbre de la FEMP celebrada en Salamanca

449
0
Compartir

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, defendió el papel de las institución provinciales como entidades prestadoras de servicios y, incluso cómo garantizas de la supervivencia de las zonas rurales, como entes agrupadores de los pequeños ayuntamientos. Así consta en la declaración institucional que fue aprobada ayer en la cumbre de la comisión de diputaciones y cabildos de la Federación Estatal de Municipios y Provincias que se reunió en Salamanca.

En esta declaración, presentada por Carmela Silva, se indica que los objetivos del desarrollo sostenible (ODS), se van a incluir en los programas de la Agenda Urbana Europea y en la Agenda Urbana Española, que va a ser impulsada por el nuevo Ministerio de Fomento, y que tendrá un peso muy importante en las fijaciones de los objetivos de los nuevos fondos comunitario de la Unión Europea del período 2021-2017.

En concreto, la comisión de la FEMP quiere se incluya en el proyecto de Agenda Urbana Europea, el reconocimiento de las áreas de las ciudades intermedias y más pequeñas como un dinamizador territorial de primero orden. La denominada Agenda Urbana Europea es un conjunto de medidas para impulsar por parte de las autoridades comunitarias la implicación de las autoridades municipales en la consecución de los objetivos de un desarrollo máximo de las arenas urbanas y su colaboración del diseño de las mismas acciones.

En lo que respecta a la Agenda Europea, Silva subrayó que la declaración básicamente quiere que las diputaciones y los cabildos tengan el papel de entidades prestadoras de servicios de las pequeñas poblaciones y, incluso cómo, garantizas de la supervivencias de los territorios locales «redefiniéndose en el próximo reglamento FEDER, el concepto de Área Funcional de Intervención Territorial de forma que los organismos locales intermedios puedan ser un auténtico agregador y gestor de intereses compartidos de los pequeños ayuntamientos».

Por último, la declaración institucional de la FEMP subraya que los fondos comunitarios del nuevo período 21-27, sean plenamente vigentes también para los territorio con un carácter más rural, algo en el que la presidenta de la Diputación de Pontevedra viene insistiendo desde los distintos foros de representación en los que participa.

Igualmente, Carmela Silva propuso en la cumbre de la FEMP de diputaciones, que se eleve a la junta de gobierno de la Federación a solicitud para que la institución que agrupa las ayuntamientos de todo el país se integre en la Confederación Europea de Poder Locales Intermedios (CEPLI) en la que participan diversos países miembros de la Unión Europea como Francia, Polonia, Alemania, Italia, Bulgaria o Hungría, entre otros. «La suma de sinergias es el mecanismo que nos ayudará a conseguir un mejor posicionamiento en Europa en relación al nuevo marco comunitario del horizonte 21-27», subrayó la presidenta.

Por otra parte, Carmela Silva también presentó los proyectos que desarrolla la Diputación de Pontevedra en su territorio para evitar la despoblación y el fomento del empleo en las zonas rurales, que servirán de ejemplo en el próximo congreso que se va a celebrar en octubre de este año en Palencia en materia de despoblación. Silva citó los planes de reequilibrio territorial de 2017 y 2018 para los ayuntamientos de menos de veinte mil habitantes, que puso la disposición de los ayuntamientos cerca de 20 millones de euros para proyectos singulares y como manera de vertebrar la provincia.

El proyecto ‘Depoverde’, las ayudas al sector agroganadero, el proyecto ‘Protura’, las ayudas para el sector forestal o las becas de práctica laboral son iniciativas para el desarrollo de las zonas más rurales de la provincia que se unen la puesta en marcha de servicios para los ayuntamientos más pequeños de la provincia como la implantación de la administración electrónica, el nuevo servicio de contratación electrónica o la implantación del padrón por vía telemática, entre otros que fueron puestos como ejemplo por Carmela Silva en su intervención.