Compartir

La campaña ‘Dálle luz á túa factura’, impulsada por la Xunta de Galicia, a través del Instituto Galego de Consumo y el Inega, llegó este año a cerca de 20.000 gallegos que pudieron conocer, de primera mano, consejos para ahorrar en su consumo eléctrico.

La campaña, que se desarrolló entre agosto y diciembre de 2017, llegó a un total de 18 ayuntamientos en los que se impartieron charlas; la siete de las principales localidades gallegas (Lugo, Ferrol, Sanxenxo, Baiona, Ourense, Monforte de Lemos y A Coruña), en las que se instalaron mostradores informativos -una de las novedades de esta campaña-; y visitó un total de 15 ferias, eventos y jornadas por toda Galicia.

Elegir el tipo de contrato más acomodado para cada hogar, revisar la potencia contratada, valorar la discriminación horaria, o mismo saber como proceder a la hora de presentar una reclamación, fueron algunos de los aspectos que abordó esta iniciativa.

Junto con esto, para que los consumidores habían podido consultar sus dudas, se habilitó el teléfono gratuito 900 907 723 -que recibió cerca de 130 llamadas- así como la página de Facebook ‘Dálle luz á túa factura‘, que complementaron la labor de información y asesoramiento que se desarrolla a través del Instituto Galego del Consumo y de la Competencia y de las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC).

También se puso en marcha una aplicación web para facilitar la comprensión del contenido de la factura y que incorpora una herramienta de cálculo que permite al usuario tomar una decisión de cara a ahorrar económicamente. Esta aplicación lleva más de 6.000 visitas.

 Ayudar a los hogares gallegos

El suministro eléctrico en los hogares es un ámbito prioritario para la Xunta por lo que supone para el bienestar y la economía de las familias gallegas, especialmente, las más vulnerables. En este sentido, el tícket eléctrico social ha permitido apoyar la 7.500 familias desde que se puso en marcha en 2014, ayudándoles al pago de la factura de la luz con hasta 300 euros al año. Y, del mismo modo, también las ayudas para afrontar los cortes de suministro, que permiten cubrir el coste de dos mensualidades al año por hogar, llegaron la cerca de 5.000 consumidores gallegos.

Además, el Plan de vivienda que puso en marcha el Gobierno gallego busca que la rehabilitación de viviendas y la construcción de nuevas edificaciones vaya encaminada a promover la eficiencia energética y el uso de fuentes de energía renovables.