Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó esta mañana CPI Santa Lucía de Moraña donde la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria acaba de licitar la rehabilitación energética integral del colegio por un importe de 547.533 euros.

El delegado territorial estuvo acompañado en esta visita por la alcaldesa de Moraña, Luisa Piñeiro, así como por el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, y responsables de la Inspección Educativa y de la Unidad Técnica de este departamento.

Tal y como explicó Cores Tourís, los trabajos suponen una reforma integral, energética y funcional del centro, que precisa de una actuación para dotar de mayor alivio a los usuarios y conseguir un ahorro nos costes de mantenimiento derivado de un menor consumo de luz y calefacción.

La actuación -que está cofinanciada con fondos FEDER- abarca el aislamiento térmico de la fachada exterior, la instalación de calefacción por biomasa, y el relevo de las actuales luminarias por equipos de alta eficiencia energética. Todas estas medidas combinadas supondrán un ahorro energético estimado anual del 84,3%.

A  mayores, también se procederá al relevo de las carpinterías en mal estado, vierteaugas, vidrios y protecciones solares, es a la reparación y pintado de paramentos interiores.

El delegado destacó que desde Educación ya se llevaron a cabo varias obras de mejora anteriores en este colegio, como la construcción de una cuesta para discapacitados, la instalación de un cierre y la colocación de falsos techos. En total, en este centro se invirtieron, en los últimos años más de 303.000 euros.

La rehabilitación integral del CPI Santa Lucía de Moaña que ahora se licita, se enmarca dentro del plan de mejora de la eficiencia energética que se puso en marcha en 2016 en toda Galicia, y que en el presente año 2018 supondrá una inversión de cerca de 4,8 millones de euros en obras de mejora energética en 9 centros educativos, incluido lo que hoy se licita.

Como novedad para las obras que se desarrollan a partir de ahora, al amparo del Plan de Rehabilitación Integral de los centros para 2018, la Consellería, en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), invita a arquitectos nuevos a participar en estos proyectos.

En el marco del Plan de Dotación de Infraestructuras Educativas 2016-2020, que cuenta con un presupuesto global de 118,5 millones de hasta € 2020, la Consellería va a desarrollar en 2018 obras de Rehabilitación Integral (energética y funcional) en 3 centros de enseñanza de la provincia: el del CPI Santa Lucía en Moraña y el del CPI Alfonso VII de Caldas de Reis, así como en el CEIP Pena de Francia (Mos).

Con estas actuaciones a Consellería da cumplimiento a la Estrategia Europa 2020 y a la Estrategia de ahorro y eficiencia energética en el sector público gallego para el período 2015-2020, en la que la Xunta de Galicia es pionera entre el conjunto de administraciones públicas.

No en vano, en el 2016 y 2017 se ejecutaron actuaciones de eficiencia en 20 centros, que consistieron básicamente en acciones de mejora del aislamiento térmico, relevo de ventanas y colocación de luminarias de alta eficiencia energética, por un importe de cerca de 9 millones de euros.

Con la inversión en actuaciones de eficiencia energética y mejora funcional en los centros se busca un ahorro energético -y un menor coste derivado del consumo de luz y calefacción-, a la par que se generan nuevas oportunidades de empleo, a través de la participación en el diseño de los proyectos de arquitectos nuevos. Además, se contribuye la un modelo de desarrollo sostenible y a la concienciación y sensibilización de los más pequeños en la importancia del cuidado del medio ambiente.