Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, comprobó en la mañana de ayer jueves en Vilaboa las obras ejecutadas dentro del Plan Marco 2017-2018 a través de las cuales se pudieron mejorar dos caminos en San Adrián, donde se invirtieron 54.000 euros.  En la visita estuvo acompañado por el alcalde del municipio, José Luis Poceiro, y por el jefe territorial de Medio Rural en Pontevedra, Antonio Crespo.

La obra consistió en la mejora de los firmes de dos caminos de la parroquia de San Adrián: el conocido como carretera de las Ubeiras, que va desde lo entronque con la N-554, hasta donde comienza la carretera de Santradán, así como otro que enlaza directamente con el de Santradán.

La mejora de ambos viales fue necesaria por estar en mal estado el firme anterior, procediéndose a su bacheo previo y la limpieza y perfilado de las cunetas, con el reasfaltado final de la traza de los viales y la elevación de las tapas de los pozos de saneamiento. Finalmente, se repuso la calzada con una capa de rodaje con aglomerado en caliente. En total, se actuó en 750 metros con anchuras muy diferentes.

Según apuntó José Manuel Cores Tourís, el Plan Marco tiene como «objetivo ampliar, mejorar o mantener los caminos de titularidad municipal que faciliten el acceso de los agricultores y ganaderos sus parcelas». De este modo, se facilitará la ampliación, mejora o mantenimiento de los caminos municipales incluyendo tanto actuaciones que supongan un incremento de la anchura de la vía, el refuerzo del firme y terraplenes o la limpieza de los márgenes. Quedan excluidas, en cambio, las actuaciones en calles interiores, dentro de los núcleos de población.

En total, para la provincia de Pontevedra, la inversión del Plan Marco ascenderá en el presente 2018 a algo más de 3,2 millones de euros.