Compartir

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria y el Ayuntamiento de A Guarda van a colaborar en acciones para la conservación del Castillo de Santa Cruz, tal como se establece en un convenio de colaboración firmado hoy entre el conselleiro, Román Rodríguez, y el alcalde de la localidad, Antonio Lomba.

El acuerdo recoge específicamente la puesta a disposición de los terrenos e inmuebles necesarios para la ejecución de las obras de revocaduras de la fachada del centro de interpretación de las fortalezas transfronterizas del Baixo Miño en el castillo de Santa Cruz.

De este modo, el Ayuntamiento de A Guarda se compromete a autorizar la plena y libre disponibilidad de los terrenos e inmuebles necesarios a favor de la Consellería para que esta, a través de la Dirección Xeral del Patrimonio Cultural, pueda desarrollar los trabajos correspondientes, que supondrán una inversión de 42.900 euros.

Esta intervención -incluida en el Plan estratégico para la protección y conservación del patrimonio cultural de Galicia- afectará a la fachada de la edificación principal del castillo y tiene por objeto frenar su deterioro.

Esto es, garantizar la mejora de las prestaciones térmicas y de impermeabilización del conjunto y, sobre todo, en la fachada sur de la edificación que es la que está climatologicamente más expuesta. Para tal fin, se llevarán a cabo actuaciones de limpieza y cepillado de los paramentos y juntas, retacado y rejuntado y aplicación de revocadura de cal.

El castillo de Santa Cruz está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento. Se trata de una estructura defensiva transfronteriza que se inscribe dentro del grupo de fortines, atalayas y antorchas o alcanforas que se erigieron en los siglos XVII y XVIII a lo largo de las márgenes del río Miño. La edificación principal está situada en el interior del castillo, destinada a espacio multiusos y centro de interpretación.