Compartir

La Secretaría Xeral para o Deporte viene de convocar para el presente año 2018 las subvenciones, en régimen de concurrencia no competitiva, a clubes deportivos, sociedades anónimas deportivas, secciones deportivas y agrupaciones deportivas escolares de Galicia para el desarrollo de actividades deportivas.

Esta orden de subvenciones cuenta con un presupuesto total de 2.020.000 eurosde los que 1.900.000 euros se destinarán a clubes deportivos, sociedades anónimas deportivas y secciones deportivas (siendo la ayuda máxima posible por beneficiario de 29.999 euros), y los restantes 120.000 euros serán para las agrupaciones deportivas escolares (siendo la ayuda máxima posible por beneficiario de 15.000 euros).

La presentación de las solicitudes se realizará obligatoriamente por medios electrónicos a través del formulario normalizado disponible en la sede electrónica de la Xunta de Galicia. El plazo para presentar las solicitudes será de un mes, contado a partir del día siguiente al de la publicación de esta resolución en el Diario Oficial de Galicia, que fue el pasado miércoles 11 de abril.

Medidas contra la violencia en el deporte

Como la propia secretaría Xeral para o Deporte anunció el pasado mes de noviembre, la Secretaría Xeral para el Deporte modificó esta orden de ayudas para evitar que ocurran sucesos o incidentes violentos en aquellas competiciones de orden autonómica que tengan lugar en Galicia.

De este modo, no podrán obtener la condición de beneficiarios de estas subvenciones «los clubes deportivos, sociedades anónimas deportivas, agrupaciones deportivas escolares y secciones deportivas que habían sido sancionados por la federación deportiva correspondiente en el año anterior a la convocatoria, cuando la sanción tenga su origen en conductas violentas, racistas, xenófobas o intolerantes provocadas por las personas espectadoras y asistentes«. Del mismo modo, tampoco podrán optar a estas ayudas quien «discrimine en los premios o reconocimientos que otorguen las personas deportistas por razón de género», señaló Marta Míguez