Compartir
Foto de archivo | CEDIDA

Un incendio registrado en un local de hostelería, situado en un edificio de -ocho pisos- de la calle San Roque, de Vilagarcía de Arousa, obligó al desalojo de unas quince personas del primero y segundo piso, mientras duraron las tareas de extinción.

Únicamente fue evacuado –por precaución- un bebé de cuatro meses, al encontrarse en un cuarto muy afectado por el humo. Ardieron sillas, plásticos y algún depósito de cerveza que había en el interior del establecimiento.

Al hilo de las 04:00 horas de esta pasada madrugada, uno de los vecinos alertaba al 112 Galicia de un incendio en un bar debajo de su casa. Indicaba que desconocía sí había gente en su interior.

A partir de ese momento, fue cuando el CIAE puso en alerta al personal del 061-Urgencias Sanitarias y a los bomberos del Salnés, que enseguida se desplazaron al punto. Del mismo modo, se informó de la situación a los agentes de la Policía Nacional, Local y a los efectivos del Servicio Municipal de Emergencias.

Una vez extinguido el fuego y hechas las correspondientes mediciones por los servicios de extinción, los vecinos volvieron a sus casas con total normalidad.