Compartir

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, aplaudió la «nueva forma de operar» de la Diputación de Pontevedra desde la llegada, hace cuatro años, de Carmela Silva a la presidencia, bajo el criterio de atender «a todos», también a Vigo, en función de sus derechos, algo que, anotó Caballero, fue negado por gobiernos provinciales anteriores y el actual ha corregido.

El regidor vigués quiso dejar clara la «cooperación» de su gobierno con la Diputación y advirtió que los proyectos requieren de «estabilidad», al iniciar Silva su segundo mandato y el propio Caballero, el cuarto en Vigo. Se trata de un «proyecto único en Galicia avalado por un proyecto único en España, que es el de Vigo», indicó Abel Caballero, quien mostró su satisfacción por la visita institucional a Pontevedra.

Por su parte, la presidenta provincial, también teniente de alcalde de Vigo, puso en valor que el alcalde de Vigo presida la FEMP, lo que «seguramente no volverá a acontecer en la historia» al englobar la Federación a más de 8.100 ayuntamientos de España. Definió a Caballero como un «gran defensor de la política local como la política total» lo que es «importante» para Vigo y para la provincia.

Además, elogió que Abel Caballero dé «batalla» para que las administraciones locales ocupen el espacio que les corresponde, asuman las competencias y reciban los fondos al respeto, además de valorar su «enorme esfuerzo» para potenciar el aeropuerto de Vigo, el único de la provincia, y por el que acceden los turistas que llegan a todo Pontevedra.