Compartir

Los Cuidadores de Barrio del Ayuntamiento de Vigo volvieron este lunes a actividad después de que la junta de Gobierno Local, reunida el pasado 1 de marzo, acordase convalidar el convenio de colaboración con la Fundación Érguete-Integración, en el marco del Plan Municipal de Empleo.

En virtud de este convenio, los Cuidadores de Barrio regresan a las zonas del Calvario, Teis, Casco Viejo, Traviesas y Bouzas-Col. El acuerdo con Érguete tendrá una vigencia de dos años, hasta el 31 de octubre de 2019, y permitirá la contratación de 47 profesionales para llevarlo adelante. La inversión total del Ayuntamiento es de 1,08 millones de euros, la razón de 540.000 euros anuales.

«Realizan una gran función social, atendiendo a la gente de Vigo, ciudadanos, chicos, mayores…», señaló el alcalde, Abel Caballero, antes de explicar que la persona tipo que atienden «es una señora de cierta edad que habitualmente vive sola».

Los Cuidadores de Barrios iniciaron este lunes su curso de aprendizaje y a partir del próximo viernes estarán de nuevo en las calles. «Juegan un papel muy importante de atención social y de evitar la soledad, porque necesitan apoyo», afirmó el regidor.

Caballero apuntó también que «el programa despertó mucho interés en varios sitios de España, algunos municipios muy importantes en población que les gustaría poner en marcha este mismo proyecto».