El alcalde recibió en el ayuntamiento a los Magos de Oriente en compañía de los niños y niñas vigueses

Melchor, Gaspar y Baltasar acudieron a la Plaza do Rei antes de su recorrido por las calles de la ciudad

429
0
Compartir

Abel Caballero recibió a los Reyes Magos de Oriente en compañía de los niños y niñas de la ciudad, que acudieron de forma masiva a la Plaza del Rei antes de la cabalgata que recorrió por la tarde las calles de Vigo. El alcalde indicó que las previsiones meteorológicas apuntaban a que la lluvia respetaría el paso de las carrozas.

«Todo señala que el decreto de que no llueva a las seis de la tarde va a ser eficaz, va a dar resultado, parece que las previsiones garantizan una tregua», indicó el regidor después de saludar a Melchor, Gaspar y Baltasar. Los Reyes saludaron al alcalde y a los más pequeños, que abarrotaron la lonja del ayuntamiento para entregar sus cartas. Sus Majestades, tal y como estaba previsto -a las seis de la tarde- iniciaron su recorrido desde Isaac Peral para acabar sobre las siete y media en la Puerta del Sol.

Durante la cabalgata, tal y como había anunciado el alcalde horas antes, se repartieron un total de 10 toneladas de caramelos. Caballero insistió en su encuentro con los Magos de Oriente, previo a la cabalgata, en que los niños tenían que ir «cogidos siempre de la mano de los padres» para evitar que se perdiesen, pero que en cualquiera caso había dos lugares de encuentro de los pequeños, en la Puerta del Sol y en la iglesia de Santiago de Vigo.

Recorrido de las 15 carrozas

La cabalgata constó de 15 carrozas con 15 niñas y niños en cada una, que iban acompañando a los Reyes y a los pajes reales. La comitiva partió desde la rotonda de Isaac Peral, pasando por García Barbón, Policarpo Sanz y con final en la Puerta del Sol. Ya en la Puerta del Sol, los Reyes Magos bajaron de las carrozas, subieron al palco instalado para dirigirse a los niños y niñas vigueses y dodnde recibieron las llaves de la ciudad de manos del alcalde para que pudiesen entrar en las casas y dejar los regalos.