Compartir

A finales del año 2019 el Ayuntamiento de Arbo recibía una aportación por importe de 8.269,00 euros del Instituto Galego de Vivenda e Solo de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda para la puesta en marcha de su primera vivienda social. La adjudicación del contrato se realizaba a principio de año, siendo una empresa local de Arbo, la encargada de realizar los trabajos para la puesta en marcha de la vivienda social. Las obras de rehabilitación de la casa de maestros de Cequeliños, se tuvieron que aplazar durante el estado de alarma lo que retrasó un poco la evolución del proceso.

Otra de las viviendas de titularidad municipal la casa de maestros en Sela, fue rehabilitada para la puesta en marcha de la Casa do Maior que da servicio a cinco dependientes desde junio de 2019

El objetivo es iniciar un programa de restauración de las viviendas de maestros de Cequeliños para poner a disposición en régimen de alquiler, la residencia habitual y permanente para aquellas familias con bajos recursos. Así lo anunció el regidor de la localidad de Arbo, Horacio Gil Expósito, quien explicó que una vez finalizada la antigua casa de maestros de Cequeliños se reforzará la política social que se esta llevando a cabo desde la llegada de su Gobierno al Ayuntamiento de Arbo.

«Melloras no SAF, Axudas de Emerxencia social, a Casa do Maior en Sela, a compra de inmoble para Centro Social que se licitara en breve, ou o terreno para a residencia da Terceira Idade, avalan o traballo realizado dende o ano 2014 ata o momento», señaló el regidor.