El ayuntamiento de Vigo rebajó el plazo de pago de sus facturas a 11 días en abril

Compartir

El edil de Hacienda, Jaime Aneiros, recordó este viernes que Vigo lidera las urbes españolas en el plazo de pago de las facturas. «Iniciamos el año con muy buenos datos económicos y de pago a proveedores», aseguró Aneiros en rueda de prensa.

Explicó el concejal de Hacienda que ya en el 2017 Vigo fue la ciudad española de más de 75.000 habitantes que antes abonó sus facturas, liderazgo que continúa en los primeros meses del presente año con motivo de la «buena gestión» del equipo encabezado por Abel Caballero.

Los datos ofrecidos por el propio Aneiros revelan que el Ayuntamiento hizo frente a los pagos en un promedio de quince días en enero, de 13 días en febrero y de 14 días en marzo, plazo que el gobierno de Vigo consiguió rebajar a los 11,39 días en el pasado mes de abril. Son tiempos «extraordinariamente breves», subrayó el edil, «que ponen de manifiesto el cumplimiento rápido de los deberes de pago del Ayuntamiento y la existencia de liquidez» en las arcas municipales.

Presión fiscal

También en materia económica, Jaime Aneiros recordó que está aprobada la cuenta general correspondiente al ejercicio de 2017, cerrado con superávit y cumplimiento de las reglas de equilibrio y estabilidad presupuestaria exigidas por el Gobierno de España.

Las cuentas del pasado año, añadió, revelan que la presión fiscal en Vigo es la más baja de las urbes gallegas. A modo de ejemplo, Aneiros explicó que en la ciudad olívica el dato ronda los 500 euros mientras que en A Coruña es de 568 euros, en Pontevedra asciende a 572, en Santiago llega a los 612 euros y en Lugo, a los 698 euros.