Compartir

El ayuntamiento de Vigo propone instalar la Biblioteca del Estado en un edificio «singular» en los terrenos de la calle Lalín ya expropiados para la que iba a ser la Ciudad de la Justicia. El proyecto, presentado este viernes por el alcalde, también incluye trasladar el CEIP Altamar, así como su residencia, al inmueble de los nuevos juzgados y crear en el viejo edificio una Ágora Cultural.

«Vigo debe tener un edificio singular para la nueva Biblioteca del Estado y esta es nuestra propuesta, una actuación pensada para los próximos 150 años, en el que también resolvemos la situación del Colegio Altamar y creamos una gran zona cultural», señaló Abel Caballero durante su comparecencia ante los medios de comunicación para explicar el proyecto elaborado por los servicios municipales.

La nueva Biblioteca del Estado, según la propuesta avanzada por el regidor, tendría una superficie construida de 6.000 m2 y una superficie de la parcela neta de 3.671 m2, ocupando los terrenos de la calle Lalín en el que el Ayuntamiento de Vigo ya invirtió 5 millones de euros. Además, la Ágora Cultural contaría con una superficie ya construida -el edificio viejo de los juzgados- de más de 18.000 metros cuadrados.

Por su parte, el traslado del CEIP y la residencia Altamar, ahora mismo en la calle del Carme y dentro del perímetro del Centro Municipal de Deportes, pasaría al inmueble de los nuevos juzgados, levantados hace dos décadas para albergar la sede de la Audiencia Provincial. En este caso, la superficie construida es de 7.894 m2 y la superficie de la parcela de 1.924 m2. De forma complementaria, dispondría de una parcela anexa de 2.207 m2, que expropiaría el Ayuntamiento y que permitiría instalar la zona deportiva.

Ministerio de Cultura

«En la zona hay una gran preocupación por el vacío que quedará al marchar los juzgados a la Ciudad de la Justicia, por lo que esta es una buena solución que trasladaremos de manera inmediata al Ministerio de Cultura y posteriormente a la Xunta de Galicia, que tendrá que encargarse del traslado del colegio», señaló Abel Caballero.

El Ayuntamiento barajaba varias opciones pero se decidió al final por una actuación que contempla grandes zonas verdes y facilita el acceso, en la actualidad con muchas complicaciones, a través de una nueva vía en la zona trasera que partiría desde la calle Lalín.

Además, según explicó Caballero, el vaciado de la actual residencia permitirá ampliar las instalaciones del Centro Deportivo Municipal de las Travesas. En el tocante a la Ágora Cultural, el alcalde explicó que estaría destinada a acoger el movimiento cultural de la ciudad, desde asociaciones a un auditorio para acoger eventos.