Compartir

El alcalde dio este viernes nueva información sobre la implantación de la tarjeta ciudadana PassVigo. A día 4 de abril, el Ayuntamiento ha repartido 118.000 unidades, de las que más de 55.000 están operativas.

Del total, 78.000 son comunes, 8.600 son de estudiantes, 5.400 son universitarias y 25.000 son de pensionistas, a los que el Ayuntamiento abona el billete íntegro del autobús urbano.

El pasado miércoles, el 73% de las tarjetas empleadas en el autobús urbano vigués fueron PassVigo, reveló el alcalde, quien aseguró que se está convirtiendo «en un fenómeno sociológico», pues está en poder de «miles de niños y niñas, la primera tarjeta de sus vidas» que exhiben «con orgullo, el orgullo de ser de esta ciudad».

El pago con tarjeta en el autobús urbano vigués -que a partir de 15 de abril será exclusivo con la PassVigo– es el primero uso habilitado del nuevo dispositivo ciudadana, que prevé incorporar otros de carácter deportivo, cultural o administrativo. Abel Caballero anunció que el Ayuntamiento celebra ya reuniones técnicas para ampliar la utilidad de la PassVigo y citó como ejemplo el pago en los taxis de la ciudad.

Traspaso del saldo

El Ayuntamiento de Vigo ha habilitado desde el pasado 12 de marzo el mecanismo para poder traspasar los fondos de la antigua tarjeta Verde del Vitrasa a la nueva PassVigo.

El alcalde indicó que los mismos cajeros de Abanca donde se recarga permiten hacer el cambio, de forma indefinida, también después de 15 de abril. Aquellos, apuntó Caballero, que quieran recuperar en efectivo el saldo restante en las antiguas tarjetas Verde, a partir de 16 de abril pueden solicitar el reembolso inmediato del importe en las oficinas de Vitrasa, en la A Estrada de Camposancos.

Avanzó el regidor vigués que, desde el 12 de marzo a 4 de abril, se realizaron casi 11.000 operaciones de traspaso de saldo a la PassVigo, por importe próximo a los 63.000 euros. A modo de ejemplo, añadió, sólo el pasado miércoles se efectuaron 1.224 transferencias de fondos.