Compartir

Después de lograr ayer que la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo decidiera mantener la petición sobre el estado de las rías de Vigo y el Burgo, lo que se traduce en que habrá un nuevo control para garantizar la calidad de las aguas de ambas rías, el candidato del BNG de Vigo, Xabier P. Iglesias, -en la imagen- valoró en una rueda de prensa celebrada esta mañana en Bruselas la decisión que calificó cómo «primeira vitoria».

El candidato nacionalista denunció que hay un «clamoroso desinterese» por parte del gobierno central cuándo en la propuesta de presupuestos generales del Estado se destinan «cero euros» para completar el saneamiento integral de la ría de Vigo. «Desde o BNG esiximos que ten que haber un compromiso real por parte do goberno non só destinando una partida para completar a rexeneración da ría senón tamén para acometer un informe sobre o estado real das augas», dijo.

También expuso Iglesias que la Xunta está actuando en este asunto como una «cómplice activa» y que su papel debe ser el de exigir al gobierno a tomar medidas y a actuar de manera urgente. Los datos aportados por la Plataforma en defensa de la ría, confirman que en la ría se siguen produciendo vertidos contaminantes y de carácter industrial. «Como ben dixo Serxio Regueira, presidente da Plataforma en Defensa da Ría de Vigo, 10 anos despois seguimos a ter os mesmos puntos de emisión de contaminación. Diante desta situación o goberno do estado, a Xunta de Galiza e o propio Concello de Vigo virán as costas, non queren atender esa realidade nin darlle una respota», remachó.

Una macrodepuradora deficiente

Iglesias enfatizó, durante la rueda de prensa realizada esta mañana en el Parlamento europeo, en el mal funcionamiento de la EDAR del Lagares. «Falamos dunha obra faraónica, de máis de 200 millóns de euros, que a día de hoxe segue sem evitar que se vertan na ría augas non depuradas pola incapacidade de asumir o caudal de auga nos días de choiva», denunció el candidato nacionalista.

El candidato del Bloque en Vigo apuntó también que uno de los principales motivos que impiden que la estación depuradora millonaria pueda asumir correctamente su tarea y es que «non se adoptaron as medidas necesarias na separación de augas pluviais das non pluviais. Vemos con sorpresa que o goberno municipal non ten ningún interese en revertir a situación», sentencia.

El BNG de Vigo ya anunció que promoverán iniciativas para urgir el compromiso real «de Estado, Xunta e Concello para acabar coa contaminación da ría».