Compartir

El BNG realizó esta mañana en O Calvario un reparto encuadrado en la campaña que la formación nacionalista está desarrollando «en todo o País» en apoyo del comercio local. Durante el reparto, en el que participaron el candidato a la alcaldía, Xabier P. Iglesias, -en la imagen- el diputado en el Parlamento gallego, Luis Bará, el Bloque demandó que tanto la Xunta como el ayuntamiento de Vigo pongan en marcha políticas para dinamizar el desarrollar del pequeño y mediano comercio.

«Desde o BNG apostamos polo comercio local, tradicional, de proximidade fronte a un PP que actúa como cabalo de Troia das multinacionais do sector e usa e abusa da lei para implantar grandes superficies comerciais», declaró el Luis Bará. El diputado nacionalista reiteró el rechazo del frente nacionalista a los proyectos de Porto Cabral o el gran centro comercial que el Celta pretende instalar en Mos.

Por su parte, Xabier P. Iglesias, demandó que el ayuntamiento de Vigo promocione el comercio local «o que vertebra a cidade, dinamiza os nosos barrios e crea emprego estábel» a parte de otras actuaciones puntuales.

En este sentido, el candidato del BNG a la alcaldía, reclamó que se declare Vigo «cidade saturada de grandes áreas comerciais» y se aplique una moratoria de diez años en la concesión de nuevas licencias para estos estabelecementos. «Se algo temos de sobra en Vigo son grandes centros comerciais, que xa demostraron que só serven para destruír o tecido comercial local e emprego, e que só benefician a grandes corporacións empresariais», defendió.

Iglesias propuso además la rebaja de la fiscalidad municipal para el pequeño y mediano comercio y que el ayuntamiento de Vigo «despregue campañas de promoción durante todo o ano». El candidato nacionalista demandó también la revitalización de los comprados municipales.