El BNG llama en Vigo a apostar por el comercio local «e nos produtos galegos»

Compartir

El Bloque Nacionalista Galego presentó esta mañana en Vigo la campaña ‘Mellor galego, mellor local’, con la que llaman a apostar por el comercio local «e nos produtos do País». En un acto simbólico delante del mercado do Calvario, en el que participaron la diputada y portavoz de Comercio del BNG en el Parlamento gallego, Carmela González, y el portavoz municipal en Vigo, Xabier P. Iglesias, el frente nacionalista volvió a demandar un mayor apoyo institucional al sector comercial.

La diputada, Carmela González, calificó de «insuficientes» las políticas desplegadas por la Xunta y el Gobierno español ante la grabe crisis que padece el comercio, por causa de los efectos de la pandemia y de las medidas de restricción. En este sentido, González, alertó de que «non despregar medios e medidas de verdade ameaza a propia supervivencia do sector».

Desde el Bloque consideran esencial la puesta en marcha de ayudas económicas específicas, líneas de crédito y rebajas fiscales, para desahogar la situación límite que atraviesan los pequeños y medianos comercios. Además, defienden que es necesario promocionar de manera activa la compra de productos locales y gallegos, y hacerlo en el comercio de cercanías, contraponiendo este modelo a la proliferación de grandes áreas comerciales que destruyen empleo y desertizan los pequeños establecimientos.

En las cercanías de las compras de navidad, González hizo un llamamiento a comprar en el pequeño y mediano comercio y a apostar por el producto local. «En Vigo e en Galiza temos produtos de primeirísima calidade, desde a artesanía, ao téxtil, a música, a literatura, o xoguete non sexista ou a alimentación. Temos que facer que as nosas compras axuden a quen produce aquí e que sirvan para dar alento aos comercios dos nosos barrios», resumió.

Falta de apoyo

El concejal del BNG en Vigo, Xabier P. Iglesias, lamentó la falta de apoyo por parte de las diferentes administraciones públicas al comercio local y de cercanías. En el concreto, a nivel municipal afeó que Vigo sea «unha das poucas cidades que non habilitou desde o Concello ningunha liña de apoio económico ao sector».

Iglesias denunció también la falta de ejecución de la partida presupuestaria destinada la subvenciones para el comercio vigués, prevista ya con anterioridad a la pandemia. «Duns miserentos e insuficientes 50 mil euros, o Goberno de Abel Caballero non gastou nin un só euro», denunció, aludiendo a los datos de ejecución presupuestaria a 30 de septiembre.

Otro de los incumplimientos municipales que criticó el edil nacionalista es el de la anunciada plataforma web para la comercialización de productos, el «Amazon vigués», anunciado en abril por el alcalde y del que nada se sabe.

«Axudar a que os pequenos comercios que dinamizan os nosos barrios e parroquias, que vertebran a cidade e crean emprego estábel, poidan volver abrir a persiana, non pasa por boas palabras e grandes anuncios. Son necesarias medidas concretas e recursos», recalcó.